Zwickau, ciudad automotriz: De Horch a la electromovilidad

Zwickau, ciudad automotriz: De Horch a la electromovilidad

  • Zwickau ha sido considerada la cuna de la industria automotriz Sajona durante 114 años. Para 2020, el Grupo Volkswagen desarrollará el sitio para convertirlo en el centro de competencia para la electromovilidad más grande de Europa. 

El lugar natal del Horch, sitio de producción del Trabant y el futuro centro operativo de la electromovilidad: Zwickau, se considera la cuna de la industria automotriz Sajona y, durante los pasados 114 años, modeló la industria de la construcción automotriz sin paralelo con cualquier otra ciudad alemana. Como símbolo de esperanza e impulsor del desarrollo, el Grupo Volkswagen ha sido líder de innovaciones para toda una región económica durante los últimos 28 años.

La terminación del primer GDR Volkswagen Polo en el pabellón de producción del IFA-Kombinat PKW /Industrieverband Fahrzeugbau [“Asociación Industrial para la Construcción Vehicular”] el 21 de mayo de 1990, y la colocación de la primera piedra de la nueva planta automotriz el 26 de septiembre de 1990, en el poblado de Mosel, un municipio independiente en esa época, en Zwickau, marcó el comienzo de un nuevo capítulo en la larga historia automotriz de la ciudad. Los albores de esta era habían comenzado el 10 de mayo de 1904.

August Horch, fundador de la industria automotriz Sajona

Ese día, el ingeniero mecánico alemán August Horch cambió su compañía A. Horch Cie., establecida inicialmente en Cologne-Ehrenfeld en 1899 y posteriormente ubicada en Reichenbach (Vogtland) de 1902 en adelante, para establecerse en Zwickau. Con el registro oficial de su compañía en el registro del comercio de Zwickau como A. Horch & Cie. Motorwagenwerke AG, se convirtió en el padre fundador de la industria automotriz Sajona. Desde 1900, este pionero automotriz desarrolló un vehículo con un motor que transfiere la energía de modo uniforme a la palanca de velocidades y, posteriormente, a las llantas, e introdujo el primer auto alemán de cuatro cilindros en 1903.

Sin embargo, August Horch no sólo respaldó la calidad, lujo y avance técnico de los autos Horch. Después de dejar la compañía en 1909, también se convirtió en el responsable de fundar la Audi Automobilwerke GmbH ese mismo año e introdujo el primer Audi al mercado en Zwickau en 1910. La compañía creció para convertirse en líder mundial en las marcas de autos premium en varios pasos: primero se fusionó con las marcas Horch, Wanderer y DKW para formar la Auto Union AG en 1932, después se fundó renovada en 1949 como Auto Union GmbH en Ingolstadt, seguida por la última fusión con la NSU Motorenwerke AG en 1969 y, finalmente, se fundó Audi AG en 1985. Audi se convirtió en parte del Grupo Volkswagen en 1965.

Del Trabant al Polo y el Golf

El Grupo Volkswagen continuó la tradición de fabricación automotriz de Zwickau con el establecimiento de Volkswagen Sachsen GmbH el 12 de diciembre de 1990. La inversión inicial del Grupo Volkswagen de 4,000 millones de marcos alemanes sirvió para la construcción de una nueva planta de fabricación automotriz concebida para la producción del Golf.

Algún tiempo antes, la transición de la producción en masa del Trabant, que había estado en operación desde 1957 en la VEB Sachsenring Automobilwerke, hacia los autos modernos con convertidores catalíticos se había vuelto obvia, por lo cual el Grupo Volkswagen estableció la Volkswagen IFA-PKW GmbH junto con la IFA-Kombinat para autos de pasajeros en el GDR el 22 de diciembre de 1989. En lo sucesivo, el Trabi del “Este” y el Polo del “Oeste” salieron ambos de la línea de ensamblaje al mismo tiempo en la planta de Sachsenring del IFA-Kombinats PKW durante un periodo de tres meses, del 21 de mayo de 1990 hasta agosto de 1990. El último “Trabi” fabricado en la planta fue un Trabant skyblue con un motor de Polo bajo el cofre plástico. El primer Polo “Sajón” fue un auto blanco alpino en versión hatchback, equipado con un motor de 55 Hp. Se produjeron un total de 17,978 autos en Mosel hasta el 12 de septiembre de 1991.

El inicio de la producción del Golf en las naves de ensamble de la nueva planta automotriz que estaba en construcción el 15 de febrero de 1991, marcó el lanzamiento de la producción masiva del Grupo Volkswagen en el sitio Sajón. En octubre de 1991, ya se había alcanzado la cifra de 20,000 autos y en septiembre de 1992 creció hasta llegar a 100,000.

Innovación y protección ambiental

Incluso entonces, el Grupo Volkswagen ya le daba gran importancia a las inversiones en infraestructura y a mejorar el medio ambiente en sus ubicaciones de sitios. Por ejemplo, el Grupo Volkswagen construyó una planta de calentamiento a base de gas natural en las instalaciones de la fábrica en Mosel by Zwickau en noviembre de 1991, seguido por un centro para el tratamiento de aguas residuales en el verano de 1992. Otra respuesta del Grupo Volkswagen ante los crecientes retos respecto a la protección ambiental se ejemplificó por el Golf Ecomatic, que entró en producción en serie exclusivamente en Mosel en septiembre de 1993. Su motor se apagaba automáticamente cuando el pedal de gasolina no estaba en uso o el auto estaba detenido y se podía arrancar de nuevo simplemente al acelerar mientras se conducía o al cambiar una velocidad y acelerar desde un estado estacionario. La instalación de modernos sistemas de reciclado de calor para el aire entrante/saliente aumentaron simultáneamente la eficiencia de energía del Grupo en ese lugar. Así mismo, el Golf CitySTROMer celebró su lanzamiento en febrero de 1994. Éste fue el primer Golf totalmente eléctrico que se construyó como parte de las primeras series del Grupo Volkswagen que se produjeron exclusivamente ahí. El reconocimiento por este compromiso fue el premio del European Environment Certificate en 1996.

Así mismo, el Golf CitySTROMer celebró su lanzamiento en febrero de 1994. Éste fue el primer Golf totalmente eléctrico que se construyó como parte de las primeras series del Grupo Volkswagen que se produjeron exclusivamente ahí. El reconocimiento por este compromiso fue el premio del European Environment Certificate en 1996.

Sin embargo, a través de un desarrollo regular continuo y la aplicación de tecnologías de punta tales como el “concepto de tornamesa”, el Grupo Volkswagen convirtió el sitio de Mosel by Zwickau en una de las instalaciones de fabricación automotriz más modernas de Europa. Al mismo tiempo, el equipo nuevo y técnicamente compatible permitió cambiar rápidamente los modelos de tal forma que, a partir de 1996, la fábrica fue capaz de producir dos autos de pasajeros diferentes, tales como el Volkswagen Golf y Volkswagen Passat de forma simultánea y flexible. El punto destacado fue un nuevo sistema de transporte que podía mover el chasis y los vehículos en una distancia de 1,240 metros por la nave mediante unos rieles eléctricos montados en las alturas con capacidad de levantamiento especial.

La planta también fue una pionera innovadora en la construcción de autos modulares. Desde el comienzo, los proveedores de módulos establecieron un taller cerca de la planta y podían preensamblar grupos de componentes complejos con partes individuales, probarlos y entregarlos directamente al lugar de la instalación exacto al final de la línea de ensamblaje en la fábrica sin tener necesidad de un almacenamiento provisional. En 1998, Volkswagen Sachsen GmbH recibió el reconocimiento German Logistics Prize por su colaboración con los proveedores de módulos.

La planta rompe récords

La historia de éxito en la ubicación de Mosel también es evidente en los récords de producción que alcanzó el Grupo en el sitio Sajón a partir de 1998. Ese año, la fábrica automotriz operaba a su máxima capacidad y fue capaz de celebrar el aniversario del Volkswagen número 250,000 en un año.

El auto de aniversario fue un Golf de cuarta generación equipado con un motor TDI de 110 Hp y una versión de conducción del lado derecho destinada al mercado inglés. Con esto, la subsidiaria Sajona de Volkswagen evolucionó en la compañía con las ventas más altas en los antiguos estados de Alemania del Este. El Volkswagen número un millón de Sajonia salió de la línea de ensamblaje el 9 de julio de 1999. En 2003, el Passat se convirtió en el primer modelo Volkswagen que superó la marca de un millón de vehículos producidos en la fábrica de manera autónoma. En febrero de 2005 siguió el modelo Golf número un millón.

Con la producción del chasis para el Phaeton (hasta 2016) y el Bentley que inició en diciembre de 2001, el Grupo Volkswagen amplió los vehículos/chasis fabricados en la planta para dos modelos de lujo. A partir de 2017, también se produce el chasis para el Lamborghini Urus (2). Actualmente, se producen 1,350 vehículos/chasis para Bentley, Lamborghini y Volkswagen con la colaboración de 7,700 empleados. Además, la fábrica también integra un centro de atención al cliente y servicio, así como un sitio de producción en St. Egidien, donde se fabrican vehículos especiales y soportes para gas.

El sitio más importante para la electromovilidad

Sin embargo, el objetivo más importante del Grupo Volkswagen para los próximos años en la ubicación de Zwickau es reducir las emisiones de CO2 y preparar las instalaciones para la era de la movilidad eléctrica. Con este fin, en diciembre de 2013 se construyó una nueva planta capaz de reducir las emisiones anuales de CO2 en 23,000 toneladas. En 2014 comenzó sus operaciones una instalación fotovoltaica. Ésta puede generar alrededor de 90,000 kW de energía eléctrica y alimenta directamente el suministro de energía del ensamblaje final. De esta forma, se pueden evitar anualmente hasta 80 toneladas de emisiones de CO2. En 2015, exactamente 25 años después de que el primer Volkswagen fabricado en Zwickau salió de la línea de ensamblaje, comenzó su funcionamiento un parque de energía con una estación de carga eléctrica integrada en las instalaciones del complejo de producción automotriz. El parque de energía utiliza energía eólica y fotovoltaica para generar electricidad. Además, en 2018, Volkswagen Sachsen GmbH firmó de nuevo una declaración de colaboración ambiental para proteger el medio ambiente y conservar los recursos naturales.

El objetivo de Volkswagen para el sitio:

Zwickau recibirá inversiones por un monto de 1.2 mil millones de euros a finales de 2020, con el objetivo de desarrollarla como la primera ubicación de movilidad eléctrica completa y como núcleo para la electromovilidad en Europa. El primer auto eléctrico se construirá en Zwickau a finales de 2019.

Contacte con nosotros
Jorge Viveros Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Jorge Viveros Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx