Volkswagen utiliza el proceso más moderno de impresión 3D

Volkswagen utiliza el proceso más moderno de impresión 3D

  • El proceso HP Metal Jet es más sencillo y más rápido lo cual aumenta la productividad de la impresión 3D.
  • Por primera vez la impresión 3D está lista para la producción en serie.
  • Cooperación con HP y GKN respecto al desarrollo y el lanzamiento al mercado de la nueva tecnología.

Volkswagen es el primer fabricante automotriz que utiliza la tecnología más moderna de impresión 3D: el proceso ‘HP Metal Jet’ simplifica y acelera la impresión 3D metálica. La mayor ventaja de este sistema es la productividad, dependiendo del componente puede aumentar hasta 50 veces en comparación con otros métodos de impresión 3D. Por lo tanto, por primera vez la impresión tridimensional está lista para la producción en serie dentro de la industria automotriz. Junto con el fabricante de impresoras HP y el fabricante de componentes GKN Powder Metallurgy, Volkswagen avanza hacia el futuro con el desarrollo de la tecnología para producción en serie. Los socios presentaron por primera ocasión el nuevo proceso en el International Manufacturing Technology Show (IMTS) en Chicago.

El Dr. Martin Goede, Director de Planeación y Desarrollo Tecnológicos de Volkswagen, comentó: “La producción automotriz afronta importantes desafíos: nuestros clientes esperan cada vez más opciones de personalización. Al mismo tiempo, la complejidad aumenta con los nuevos modelos. Por esta razón confiamos en tecnologías de punta para asegurar una producción fácil y rápida. La impresión 3D juega un papel particularmente importante en la fabricación de piezas individuales”.

Un vehículo Volkswagen se fabrica con un promedio de seis mil a ocho mil piezas diferentes. Sin embargo, los procesos de impresión 3D anteriores sólo se podían usar para la producción especial de partes o prototipos individuales. La tecnología aditiva[1] 3D Metal Jet de HP, permite por primera vez la producción de un gran número de piezas usando la impresión 3D, sin necesidad de tener que desarrollar y fabricar moldes u otras herramientas. Esto reduce significativamente el tiempo requerido para fabricar las piezas. Como resultado, ahora el proceso también es interesante para la producción de grandes cantidades en un menor periodo de tiempo.

“Por este motivo la nueva plataforma HP Metal Jet es un paso fundamental hacia el futuro para nosotros como fabricante de automóviles, pero también para toda la industria. A medida que avanzamos y ayudamos a modelar este desarrollo, también añadimos valor para nuestros clientes en el futuro”, continuó el Dr. Goede.

En colaboración con HP y GKN, Volkswagen desarrolla además la tecnología para diseñar elementos que se puedan imprimir en una serie pequeña. Éste será el prerrequisito, ser capaces de producir piezas de diseño individualizadas, tales como rótulos en la puerta posterior, perillas especiales o llaves con rótulos personalizados para los clientes sin gran esfuerzo. El plan es poder ofrecer este tipo de propuestas individualizadas a los clientes lo más pronto posible.

El próximo año, GKN Powder Metallurgy tiene intención de establecer una cadena de proceso orientada hacia la producción automotriz en colaboración con Volkswagen. Los primeros componentes pequeños se utilizarán para desarrollar aún más la tecnología de tal forma que los primeros componentes estructurales para los vehículos de producción en masa se puedan imprimir dentro de dos o tres años.

“Probablemente en el futuro cercano no se fabricará un vehículo completo con una impresora 3D, pero el número y el tamaño de las piezas provenientes de una impresora 3D aumentará significativamente”, explicó el Dr. Goede. “Nuestro objetivo es integrar lo antes posible partes estructurales impresas en la siguiente generación de vehículos. A largo plazo, esperamos un aumento continuo en los números de unidades, los tamaños de las piezas y los requisitos técnicos, para llegar a partes de gran dimensión con más de 100,000 unidades por año”.

 

El nuevo proceso de impresión 3D que utiliza la tecnología HP Metal Jet es un método aditivo en el cual las partes se producen capa por capa usando un polvo y un aglutinante. Después el componente se ‘hornea’ para convertirlo en un componente metálico en un proceso llamado sinterización. Esto difiere de los procesos anteriores debido a que el polvo se derrite mediante un láser.

Stephen Nigro, presidente de impresión 3D en HP Inc., afirma: “Volkswagen impulsa una innovación sin precedentes a medida que la industria automotriz incursiona en una era de transformación desde que los automóviles se empezaron a armar en una línea de ensamblaje”.  “Nos enorgullece colaborar con Volkswagen para identificar las oportunidades de producción basadas en la nueva plataforma de impresión Metal Jet 3D de HP. Juntos estamos desarrollando y probando soluciones para la personalización a gran escala y la creación de partes funcionales de más alto rendimiento y menor costo. Y como admiradores de la electrificación en la arquitectura de nuevos vehículos, nos emociona colaborar en futuras aplicaciones 3D, tales como la ligereza de las partes metálicas totalmente funcionales y certificadas en cuestiones de seguridad”.

 

[1] Las tecnologías de fabricación aditiva, additive manufacturing en inglés, se definen como los procesos de unión de materiales para crear objetos, usualmente capa a capa, a partir de datos 3D de un modelo, de forma opuesta a las técnicas de fabricación sustractiva.

Contacte con nosotros
Jorge Viveros Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Jorge Viveros Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx