Volkswagen en el 40th International Vienna Motor Symposium: vehículos autónomos, transmisiones híbridas y el comienzo de una nueva era en la movilidad eléctrica

Volkswagen en el 40th International Vienna Motor Symposium: vehículos autónomos, transmisiones híbridas y el comienzo de una nueva era en la movilidad eléctrica

  • Con la introducción de su sistema de transmisión mild hybrid de 48 voltios, Volkswagen comienza la siguiente fase de la electrificación de su flotilla a gran escala.
  • Volkswagen brindará una perspectiva profunda de su plataforma modular eléctrica por primera vez.
  • El siguiente paso de Volkswagen será avanzar en el desarrollo de la conducción altamente automatizada.

La conducción automatizada en los niveles 3 y 4; un sistema de transmisión de 48 voltios y una plataforma desarrollada exclusivamente para los vehículos eléctricos, con esto Volkswagen demostrará su avance hacia una movilidad integrada y neutra en CO2 durante el 40th International Vienna Motor Symposium. El sistema mild hybrid (mHEV) realiza una importante contribución a la movilidad sustentable. Dependiendo del estilo de manejo, éste puede ahorrar casi 0.4 litros de combustible en 100 kilómetros y entre tanto reducir las emisiones de carbono. Volkswagen también presentará la primera perspectiva profunda sobre su MEB (Plataforma Modular Eléctrica), la base para la conducción automatizada.

“Deseamos ofrecer a cada cliente el estándar de movilidad que espera. Y queremos ofrecer exactamente el tipo de movilidad que necesitan en todos y cada uno de los mercados. Por esta razón construimos nuestra estrategia de tren de potencia en torno a una amplia mezcla de tecnología”, explica el Dr. Frank Welsch, miembro del Consejo de Administración de la Marca, que dio el discurso inaugural el miércoles en el palacio Hofburg, en Viena. “Nuestra cartera de gamas de transmisión desde variantes semielectrificadas como la mHEV hasta vehículos totalmente eléctricos, se basan en nuestro nuevo desarrollo: la plataforma eléctrica MEB”.

Volkswagen comenzará la siguiente fase de la hibridación de sus transmisiones con la nueva transmisión mild hybrid de 48 voltios (mHEV) combinada con el motor de gasolina evo TSI de 1.5 l. Con esto, un sistema de 48 voltios se unirá al sistema eléctrico vehicular de 12 voltios convencional. Los 48 voltios alimentan al generador de arranque integrado por banda (BSG), que está ubicado donde solía estar el alternador en la transmisión auxiliar. Éste controla dos estados operativos centrales: la recuperación y el boost. Durante la recuperación (recuperación de la energía del freno), el BSG actúa como un alternador capaz de absorber algo de la energía cinética del vehículo. La energía recuperada se almacena como energía eléctrica en una batería de iones de litio de 48 voltios separada que está ubicada debajo del asiento del pasajero frontal. Esta energía se libera durante el arranque eléctrico para energizar el BSG y apoyar al TSI. Otras funciones inteligentes en el BSG ayudan al motor TSI durante el proceso de arranque, tomando el papel del arranque de engranes. Esto ayuda a ahorrar combustible y facilita aún más el proceso.

El mHEV también incluye la ahora función familiar eco-coasting. Este modo permite que el vehículo “vaya en punto muerto” con el motor apagado, de tal forma que no produce emisiones, un factor importante en la capacidad de la transmisión para reducir el consumo de combustible en 0.4 litros por 100 km.  Vinculado a la conexión en red de 48 voltios y al resto de los componentes eléctricos del vehículo, se encuentra un convertidor CC/CC que convierte los 48 voltios en 12.

Volkswagen considera que la forma más eficiente de reducir las emisiones de CO2 consiste en expandir los vehículos eléctricos de batería (BEV) en una amplia escala. La MEB formará la base para la siguiente generación de vehículos eléctricos. Las principales características de la plataforma eléctrica son su batería de alto voltaje (instalada debajo de la carrocería para ahorrar espacio), su transmisión eléctrica compacta en el eje trasero (o alternativamente en el eje frontal) y su sistema CCS estándar para la carga rápida. Esto también es el fundamento de la nueva arquitectura de extremo a extremo totalmente eléctrica “E³”, junto con el sistema operativo “vw.OS”, que se puede utilizar para establecer nuevos servicios de movilidad y sistemas de asistencia. En otras palabras, Volkswagen está evolucionando de ser un fabricante de vehículos para convertirse en un proveedor de movilidad, a la vez que crea las condiciones requeridas para la conducción automatizada.

Un buen ejemplo de cuánto desarrollo ha invertido Volkswagen en la industrialización a gran escala de las transmisiones eléctricas es la transmisión primaria de la MEB en el eje trasero. “La plataforma utiliza un motor sincrónico de magneto permanente, que se caracteriza por su alta densidad de energía, un alto nivel de eficiencia y un rendimiento constante a través de un amplio rango de velocidades de 16,000 rpm”, explica Karsten Bennwitz, Jefe de Desarrollo para Transmisiones Híbridas y Eléctricas. El primer vehículo que se construirá sobre la plataforma MEB es el ID.3. Con un rango desde 330 hasta más de 550 km (WLTP), una salida de 150 kW y una velocidad máxima de 160 km/h, el ID.3 puede lograr un manejo local sin emisiones.

Volkswagen comenzó a desarrollar las funciones de asistencia hace más de 20 años y ahora ofrece una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor para el control longitudinal y transversal del vehículo bajo su marca sombrilla IQ.DRIVE. Estos sistemas son los primeros pasos en el trayecto hacia la conducción automatizada y, a la larga, sin conductor. En el futuro, los vehículos autónomos estarán activos en las vialidades y en numerosos dominios, incluyendo las autopistas y los estacionamientos de varios pisos. Los vehículos gradualmente asumirán cada vez más tareas que ahora realizan los conductores.

El salto del actual nivel 2 (conducción parcialmente asistida) hasta los niveles 3 y 4 presentará un reto particular en términos de tecnología, legislación y ética. Estos desafíos derivan del hecho de que estos niveles representan por primera vez que la responsabilidad de la conducción se transferirá del conductor hacia las funciones de conducción automatizada (al menos de manera temporal).

 

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx