Vehículos eléctricos con emisiones más bajas de CO2

Vehículos eléctricos con emisiones más bajas de CO2

  • ​La reducción de CO2 se demostró mediante una evaluación certificada del ciclo de vida.
  • Se planea un descenso adicional de CO2 a través de la ingeniería del ciclo de vida.
  • El avance se registró con un índice de descarbonización.

Para los mismos modelos de vehículos con distintos trenes de potencia, la huella de carbono de las variantes eléctricas impulsadas por baterías ya es mejor que aquella de los autos con motores de combustión interna. Además, los vehículos eléctricos ofrecen un potencial de ahorro de CO2 más alto en todas las fases del ciclo del producto. Al mismo tiempo, para las emisiones de CO2 es de crucial importancia si la energía de propulsión se genera de fuentes fósiles o de fuentes regenerativas. Este es el resultado de una evaluación del ciclo de vida (LCA) certificada del Volkswagen Golf, la cual compara las emisiones de CO2 de diferentes versiones de vehículos con motor eléctrico o motor de combustión interna.

Emisiones de dióxido de carbono más bajas en el vehículo eléctrico
En resumen, el actual Golf TDI (diésel) emite 140 g CO2/km en promedio durante todo su ciclo de vida, mientras el e-Golf1 alcanza 119 g CO2/km.

Es evidente que en un vehículo con motor de combustión interna la mayoría de las emisiones ocurren durante la fase de uso, esto es, en la cadena de suministro del combustible fósil y la combustión. Aquí, el diésel alcanza 111 g CO2/km. Un auto similar con transmisión eléctrica emite sólo 62 g CO2/km durante esta fase, como resultado de la generación y suministro de energía. En contraste, la mayoría de las emisiones de un vehículo eléctrico impulsado por baterías se generan en la fase de producción. Según el LCA, un diésel genera 29 g CO2/km, y un auto eléctrico comparable emitió 57 g CO2/km. La producción de las baterías y la compleja extracción de las materias primas son responsables de esto. Dichas emisiones representan casi la mitad de las emisiones de CO2 generadas en todo el ciclo de vida. Durante la fase de uso, las emisiones de CO2 dependen de las fuentes de producción de energía. Entre más reducción se logre, estarán disponibles más energías regenerativas.

La evaluación del ciclo de vida como una herramienta para un análisis holístico
La evaluación del ciclo de vida es un proceso complejo y estandarizado internacionalmente para investigar el balance ecológico de los vehículos. Entre otras cosas, las emisiones de dióxido de carbono son investigadas durante todas las etapas de producción del automóvil:

  • Las emisiones generadas por la extracción de las materias primas, la producción de componentes y el ensamblado son incluidas en la producción.
  • La fase de uso incluye tanto las emisiones de combustible como el suministro de electricidad, en especial las del funcionamiento del vehículo durante 200,000 km.
  • El reciclado evalúa el desmantelamiento y el ahorro a través del reciclado.

Con los hallazgos de la "Evaluación del Ciclo de Vida", Volkswagen puede derivar medidas adicionales para la reducción de emisiones a través de la "Ingeniería del Ciclo de Vida" y optimizar específicamente el balance de CO2.

Se planea reducir más las emisiones de CO2 en todas las etapas del producto
Las mejoras en la tecnología de las baterías de iones de litio y la optimización en la cadena de suministro reducirán la huella de carbono durante la fabricación de las baterías para el primer modelo ID. planeado para 2020 en más de 25% por kilovatio hora (kWh) de la capacidad de las baterías, en comparación con el e-Golf. Cuando se usa energía regenerativa, la reducción potencial es de casi 50%.

El mayor potencial para reducir las emisiones de CO2 proviene de la fuente de energía que se aplique en la fase de uso. Si la electricidad para la transmisión en esta fase se obtiene sólo de fuentes renovables, las emisiones de CO2 consistentes en 62 g CO2/km para la mezcla de electricidad actual de la UE, se reducirá a sólo 2 g CO2/km.

Ante este entorno, desde principios de año, la subsidiaria del Grupo Elli (Electric Life) en Alemania, ofrece a los clientes y a terceros el “Volkswagen Naturstrom”, que proviene exclusivamente de fuentes de energía renovables.

Reciclar el vehículo ofrece más oportunidades de reducir las emisiones de CO2 a través de la economía circular. Por ello, actualmente se construye una planta piloto de reciclado en el sitio de Salzgitter de Volkswagen. Ahí, derivada de las baterías que terminaron su vida, es decir, baterías que ya no almacenan suficiente energía por la antigüedad, se puede obtener una materia prima (polvo negro) para los cátodos de las nuevas baterías. Esto resulta en una reducción potencial de CO2 hasta de 25%. Sin embargo el Grupo no espera cantidades significativas de baterías para un reciclado a escala industrial hasta finales de 2020.

30% de reducción de CO2 para 2025, rastreable con el índice de descarbonización
Las medidas del índice de descarbonización (DKI) miden las emisiones de CO2 de un vehículo promedio del Grupo Volkswagen durante su ciclo de vida. El DKI se mide en toneladas de CO2 equivalentes por vehículo. En 2015, la cifra fue de 43.6 y, de acuerdo con el objetivo del Grupo Volkswagen, ésta se debería reducir en 30% para 2025.

 

 

Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx