Subsidiarias para autos eléctricos en el mundo

Subsidiarias para autos eléctricos en el mundo

  • En muchos países existen incentivos para cambiar hacia la movilidad eléctrica: incentivos financieros, ahorros fiscales o ventajas burocráticas. Una descripción general.

Muchos mercados, un reto: convencer a los automovilistas en todo el mundo de cambiar a la movilidad eléctrica sustentable, limpia y silenciosa. Una cosa es clara: Los conductores que han manejado felizmente un vehículo impulsado por gasolina o diésel desde el memorable día en que hicieron su prueba de manejo, necesitan mucho más que una pequeña persuasión para dar una oportunidad a los autos eléctricos.

Los enfoques para lograr este objetivo varían mucho de un mercado a otro: hay incentivos regulatorios, fiscales y financieros, o una combinación de los tres. Estos incentivos se orientan tanto a clientes privados como a conductores de vehículos utilitarios. Después de todo, los autos utilitarios representan la mayoría de las ventas de autos nuevos en los importantes mercados europeos, así que no se trata sólo de subsidios directos, también los distintos enfoques fiscales tienen su participación. Aumentar la carga fiscal para los vehículos con emisiones más altas y al mismo tiempo otorgar beneficios fiscales para los autos con emisiones más bajas puede ser un enfoque. En otros mercados, los incentivos para que los compradores privados adquieran un auto son más apropiados.

A pesar de que los ahorros en costos en los pagos de incentivos son visibles desde el primer día, usualmente los clientes perciben los ahorros fiscales después de tres o cuatro años. Los compradores de un auto nuevo en Noruega, el país con la penetración de ventas de autos eléctricos más alta del mundo, se benefician de un ahorro del 25% en los autos eléctricos desde el primer día, ya que estos autos están exentos del IVA en comparación con los vehículos a base de combustible convencional. Sin embargo, no hay subsidios para la compra directa.

Algunos países tratan de respaldar el giro hacia la movilidad que han introducido los fabricantes con ofertas de vehículos eléctricos cada vez más atractivas y diversificadas. La siguiente lista compara algunas de las ventajas que ofrecen los mercados de autos eléctricos más avanzados en el mundo – y con ello algunas sorpresas.

China – incentivos de compra, sin restricciones

China es el mercado más grande del mundo para autos eléctricos. Y las ventas ahí continúan creciendo intensamente: Sólo en el primer trimestre de 2019: 117%. Este crecimiento se basa en ofertas de bajo costo y una selección más amplia de modelos eléctricos y, sobre todo, en incentivos regulatorios. Los vehículos eléctricos no están sujetos a restricciones de registro o prohibiciones de manejo en ciertos días, lo cual aplica a los vehículos con motores de combustión en las megaciudades chinas. Los incentivos de compra también contribuyen a la enorme demanda.

Sin embargo, dependiendo del rango, los incentivos de compra se acaban de revisar y se reducirán posteriormente este año. Para los autos totalmente eléctricos con un rango superior a 400 km, los incentivos se reducirán a CNY 25,000 (€3,300) de CNY 55,000 (€7,300). Los rangos eléctricos entre 250 km y debajo de 400 km recibirán CNY 18,000 (€2,400). Los rangos inferiores a 250 km ya no recibirán incentivos de compra. De acuerdo con la información actual, los incentivos de compra terminarán después de 2020.

El año pasado, se registraron aquí poco más de 750,000 autos de pasajeros totalmente eléctricos. Con la adición de 247,000 vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV), el balance de NEV (Vehículo de Energía Nueva) excedió un millón de unidades por primera vez. Una cifra que casi se duplicó en un año. A pesar de la reducción en los subsidios, se espera que la demanda de los clientes se mantenga alta debido a los objetivos impuestos por el gobierno. Los fabricantes están avanzando en sus ofertas de NEV, ya que los autos eléctricos tienen una contribución decisiva para cumplir los objetivos de consumo promedio de las flotillas.

El próximo año, el límite ya será de cinco litros por 100 kilómetros.

Estados Unidos – bonos fiscales

Cuando se adquieren autos eléctricos, se exentan todos los impuestos federales que dependen del consumo de combustible. Los compradores de autos eléctricos también tienen derecho a un crédito fiscal federal hasta de US$7,500. Sin embargo, tan pronto como el total de ventas de autos eléctricos de un fabricante alcanza las 200,000 unidades, expira el subsidio para los modelos de dicho fabricante. Hasta el momento, sólo dos compañías han llegado a ese límite.

Noruega – bonos fiscales

Noruega ha sido pionero en la introducción de los autos eléctricos durante varios años y esto también se refleja en su posición líder en la alimentación de energía renovable hacia su red eléctrica, lo cual lo convierte en un mercado con verdadera atmósfera eléctrica.

Casi uno de cada tres vehículos vendido en Noruega en 2018 fue eléctrico. En el primer trimestre de 2019, uno de cada dos vehículos registrados fue un auto eléctrico.

Existen buenas razones para esto. En este mercado con perspectivas al futuro, los vehículos totalmente eléctricos y con celdas de combustible no están sujetos a impuestos de importación. Además, los autos eléctricos no están sujetos al 25% de IVA que aplica a los vehículos de motor, lo cual de otro modo se añade al valor del vehículo después de gastos aduanales e impuestos de importación.

Gracias a esta ventaja fiscal, Noruega es uno de los pocos mercados en el mundo donde el precio de un auto eléctrico está en el mismo nivel que un vehículo de tamaño similar con un motor de combustión. Otras ventajas incluyen el uso limitado de los carriles de autobuses en áreas seleccionadas y ahorros en los cruces de ferry, peajes y tarifas de estacionamiento. 

Alemania – incentivo de compra de €4,000

A partir del verano de 2016, el gobierno alemán realiza una contribución ambiental de €2,000 para la compra de un auto totalmente eléctrico, combinada con la misma cantidad por parte del fabricante, lo cual corresponde a una cifra total de €4,000. Este bono está limitado a los autos eléctricos con un valor de hasta €60,000. Los autos eléctricos también están exentos del impuesto vehicular por un plazo hasta de diez años. A partir de enero de este año, los usuarios de autos utilitarios eléctricos, que también se usan de modo privado, han pagado una cantidad mensual reducida de 0.5% del llamado beneficio en especie del impuesto sobre la renta en el precio de compra de su vehículo. Para otros vehículos, éste es de 1%.

También está disponible un bono fiscal especial dependiendo del tamaño de la batería del vehículo. El valor del precio de lista del vehículo se reduce en €200 por kilovatio-hora en la capacidad de la batería hasta un máximo de €10,000 en 2019 y, por lo tanto, reduce el precio de lista calculado del vehículo y con ello la cantidad que se cobra a través del impuesto sobre la renta. Esta cantidad se reduce en €50 cada año y actualmente se planea que se mantenga hasta 2022. Sin embargo, se están considerando prórrogas hasta 2025.

Francia – hasta €8,500 al comprar un auto eléctrico

Francia tiene un sistema de bonus-malus (incentivo/impuesto) bajo el cual los vehículos con las emisiones de CO2 más altas deben pagar un sobrecargo – más de €10,000 para los vehículos con las emisiones más altas. En cambio, para los vehículos eléctricos se proporciona un incentivo de compra: un ecobono de €6,000 que se puede solicitar para adquirir un auto eléctrico, pero no puede exceder el 27% del valor del vehículo. Además, existe un bono de chatarrización para los antiguos modelos a gasolina o diésel hasta de €2,500. Combinados, están disponibles un total de €8,500 de bonos ecológicos para los consumidores privados de autos eléctricos.

Países Bajos – bonos fiscales

En los Países Bajos no hay impuestos de registro para los autos totalmente eléctricos. El impuesto de registro se basa en las emisiones de CO2 de un vehículo. A modo de comparación, un vehículo a gasolina con emisiones de CO2 de 100 g/km está sujeto a un impuesto de registro de €2,355 únicamente por este rubro fiscal. Además, los vehículos eléctricos e híbridos están exentos del impuesto para vehículos hasta 2020. Para los conductores de autos utilitarios que también usan los vehículos de modo privado, se considera únicamente un 4% del valor de venta (máximo €50,000) de un auto eléctrico como parte del impuesto sobre la renta del conductor. La tarifa para vehículos convencionales es de 22%.

Reino Unido – incentivo de compra de €4,000

Los vehículos enchufables tienen un subsidio hasta de €4,000 (£3,500) que está disponible para todos los consumidores que adquieran un vehículo totalmente eléctrico en el Reino Unido. Los vehículos híbridos enchufables ya no son elegibles para un incentivo de compra gubernamental, pero pueden reclamar un descuento hasta de £500 en el precio de un dispositivo de carga en el hogar. El uso privado de autos utilitarios también está sujeto a una tarifa fiscal de ‘beneficio en especie’ más baja de 13% en el ejercicio 2018/19, alrededor de la mitad de la tarifa de un modelo a gasolina o diésel equivalente, aunque se planean aumentos para los próximos años. Una ventaja adicional, para los automovilistas que conducen en Londres, hasta diciembre de 2025, es que los vehículos de cero emisiones pueden ingresar a la Zona de Congestión de Londres sin pagar el precio diario de £11.50 y también exentan el cargo diario adicional de £12.50 por ingresar a la recién introducida Zona de Emisiones Ultra Bajas (ULEZ).

Suecia – incentivo de compra de €5,700

A partir del pasado verano, Suecia introdujo un sistema de Bonus-Malus para incentivar la compra de autos, camiones ligeros y autobuses eléctricos. Estos vehículos totalmente eléctricos reciben un bono de incentivo de compra de 60,000 coronas suecas (€5,700). Sin embargo, el bono climático no debe exceder el 25% del valor del vehículo. Para las compañías que adquieren un vehículo con bono climático, el bono no debe exceder de 35% de la diferencia del precio del auto nuevo y el precio de un vehículo nuevo a gasolina o diésel comparable. El bono se paga directamente al propietario seis meses después de que se registra el vehículo, para evitar que el vehículo se venda dentro de dicho periodo. Por cada gramo de CO2 arriba de cero y hasta 60 g/km, el bono se reduce en 833 coronas suecas por g/km.

Italia – incentivo de compra de €4,000, bono de chatarrización estatal de €2,000

Italia es el mercado más reciente en ofrecer un incentivo significativo para comprar autos eléctricos. En marzo de 2019 se introdujo un nuevo eco-bono y funcionará hasta finales de 2021. Se ofrece un bono gubernamental máximo de €6,000 que combina una permuta de €2,000 de un vehículo Euro 1 a Euro 4, y de €4,000 – si no se permuta un vehículo, para los autos que emiten menos de 20 g/km de CO2.

Rumanía – incentivo de compra de €10,000

Quizá es sorprendente, pero Rumanía es uno de los principales mercados en lo que se refiere a subsidios gubernamentales directos para autos eléctricos. Con un incentivo de compra gubernamental de €10,000 en la mesa, con €1,500 adicionales por la chatarrización de un vehículo que tenga más de ocho años, Rumanía es el líder. Como resultado, se compraron más de 600 autos totalmente eléctricos el año pasado, lo cual correspondió a un aumento de 222% sobre el año previo. Se registraron 213 autos totalmente eléctricos durante el primer trimestre de este año de acuerdo con los datos de ACEA.

 

 

 

 

 

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx