Sobrio, fuerte y raro

Sobrio, fuerte y raro

Una vez al año, Essen se transforma en el centro del escenario de los autos clásicos, cuando el evento Techno Classica reúne a casi 180,000 visitantes internacionales, miles de autos y 1,250 expositores. Volkswagen participó de nuevo en la feria de autos vintage más grande del mundo en su 31ª edición.

Bajo y puesto a punto, el W12 Nardo causó una gran impresión. Con las puertas abiertas tipo ala de gaviota, el escenario mismo es bastante atractivo. Los visitantes se asombraban ante el auto que rompió récords, dando vueltas a su alrededor con respeto y asomando sus cabezas y cámaras en la cabina. Con su carrocería de carbono en negro mate, este biplaza encarna la potencia y la velocidad. En el pabellón de la feria, Volkswagen Classic relata la historia de la docena de récords establecidos por el auto  concepto de 440 kW (600 Hp) en el circuito de alta velocidad en Nardò en 2002, mismos que aún se mantienen a la fecha.

Con un animado debate acerca de la información del vehículo que te rodea, una fascinante hojeada al folleto acompañante llamado “Mission Maximum”, y de pronto estás inmerso en el mundo de los récords Volkswagen, en una de las tres áreas temáticas de Volkswagen Classic.

Apenas a unos metros de distancia del W12 Nardò está una imagen contrastante: una pieza de exhibición muy elaborada se encuentra rodeada de visitantes que la inspeccionan con intensidad y comentan entre ellos. La gente se acerca a tocar las tres ruedas, que son neumáticos de bicicleta cubiertos de seda. Este vehículo ligero también rompió récords: el SMVW estableció un récord mundial por el consumo más bajo en 1982. El auto compacto es un gran éxito en la feria:

“Impresionante tecnología en un espacio pequeño. Simplemente es una pena que no lo desarrollaran más”, comentó un visitante mientras se alejaba.

La alegría de estar reunidos

Mientras tanto, un hombre apunta su mirada experta hacia el Corrado G60, afirma con la cabeza, sonríe y se sube a él como si fuera algo que hubiera hecho a menudo en el pasado. Lo cual es verdadero. Jochi Kleint, campeón de rally y el primer piloto de trabajo de Volkswagen, estableció récords de su clase con uno de los dos Corrado G60 modificados en Ehra-Lessien en 1988.

“Volvería a correr con él sin pensarlo. Era fantástico en la pista y tengo grandes recuerdos del sonido”, rememora Kleint con ojos brillantes. Pero antes de que realmente pueda conducir el auto que rompió récords de 162 kW (220 Hp) fuera del pabellón, un admirador le pide una fotografía y su autógrafo.

“¡Yo tenía uno como este!”

El Beetle en color Marathon metálico trae recuerdos para muchos visitantes. Como el primer Volkswagen de edición especial, el 1302 S “World Champion” Beetle conmemora un récord de producción significativo: el 17 de febrero de 1972, el Beetle se convirtió en el auto mejor vendido del mundo. Un Golf MK I también se conecta con las personas. Y muchos Golf I comparten su brillante color amarillo, pero no su experiencia de pasar una prueba de resistencia desde Alaska hasta Tierra del Fuego, como la que realizó la edición 1974, uno de los modelos Golf de producción más antiguos que existen todavía.

Invitado sorpresa para la leyenda de economía compacta

“Hola, aquí está el Lupo ‘80 Days’, ¡fui el piloto que rompió el récord en 2000!”. Muy sonriente, Jürgen Peters reproduce gran cantidad de fotos. Peters tiene otra sorpresa oculta: no sólo condujo un tramo desde Roma hasta Noruega, también participó en el desarrollo del primer auto de 3 litros estándar que se introdujo en 1999. Responsable de medir el consumo y el rendimiento de conducción, Peters estaba bien preparado: “Manejé de una forma particular para alcanzar la reducción objetivo en el consumo. Manejamos consistentemente a casi 80 km/h, a la misma velocidad que los camiones”. Y con gran éxito: el Lupo 3L TDI terminó en el libro de los Récords Mundiales Guinness como el auto de producción más eficiente en el mundo.

En vivo: Trabajo juvenil

El olor de solventes se percibe en el pabellón y la alfombra está pegajosa. Se puede escuchar un golpeteo, y la pantalla está en posición. Arranca un motor y de pronto los visitantes interesados se reúnen alrededor de un auto Type 3 1600 TL, a medio terminar, para observar a dos jóvenes mientras trabajan. Sus edades combinadas suman menos que el auto clásico que restauran: Marvin Wiethölter y Fábio Lopes, son amigos Ingenieros Mecatrónicos Automotrices para Sistemas y Tecnología avanzada en Volkswagen Osnabrück, y están terminando su proyecto de capacitación en la feria.

“Muchas personas formulan preguntas acerca del auto y de nuestro trabajo. Las partes son otro tema popular, preguntan si son las adecuadas y dónde las conseguimos”, explicó Wiethölter.

Bajo una experta orientación, los estudiantes han restaurado el modelo 1968 US en la colección de autos de Osnabrück durante más de 4 meses, incluyendo la conversión del motor a un Tipo 4. “Hemos recibido muchos elogios aquí en la feria, por el auto mismo y por los jóvenes que aprenden algo como esto”, comenta Lopes. “¡Y estamos orgullosos de él! Es un honor que nos encargaran un proyecto tan completo como aprendizaje”.

Crédito a quien lo merece

Un par de clásicos, algo de ensueño, también atrae mucho la atención: el 1949 Karmann Beetle Cabriolet y el 1950 Hebmüller Beetle Cabriolet. Expresan los mejores deseos y celebran su cumpleaños al mismo tiempo. Representan 70 años de producción del Beetle convertible en Essen. El elegante 1.100 Hebmüller Cabriolet no sólo es una verdadera excepcionalidad, también se convirtió rápidamente en el modelo más fotografiado en el pabellón de Volkswagen.

¿Qué sería de una feria clásica sin admiradores? Debemos decir que el evento Techno Classica también es una reunión global de clubes. Los clubes de fans Volkswagen han sido parte integral del evento durante años. Con gran atención a los detalles, los autos favoritos se exhiben en Essen, con el lema “Europe” para 2019.

Tres aplausos, estilo sueco

Se celebran 100 años en el pabellón del primer Golf I IG original: 40 años del Golf Cabriolet, 40 años del Jetta y 20 años de interés común. Anna Webelsiep ha tenido su Golf I Cabriolet “Coast” durante ocho años, el modelo de edición especial de 1990 con pintura original en Oceanic Blue Metallic y es su auto soñado. Y ahora hay un pequeño pasajero, el Coast tiene algo en el techo: un soporte de techo contemporáneo. Esta es la forma de transportar tus cosas con estilo.

Anna da palmaditas en el anuncio que muestra el soporte de equipaje: “No Winter’s Tale” es el título. “Sólo manejamos nuestro tesoro familiar cuando hay buen clima”. Cuando la pequeña Mathilda de 15 meses gatea fuera de un pabellón cercano con su Golf de juguete, Anna sonríe: “De verdad esperamos que la pequeña herede nuestra pasión, y el convertible”.

Saludos para Suiza

A una corta distancia, un Mars Red Derby, con una cruz blanca, brilla frente a un entorno alpino. Polo IG Deutschland e.V. es una asociación de comprometidos entusiastas, Falko Will es uno de los miembros “positivamente loco”: su pasión comenzó con su primer Polo, cuando tenía 17 años. Desde entonces, su colección aumentó hasta superar los 40. Actualmente, cuatro Polo 86C y un Treser Polo están en condiciones de circular, algunos otros modelos Polo sin terminar aún esperan. Por ejemplo, el Derby L con el más reciente estilo suizo, que Will ha manejado durante 13 años. El Derby se mantiene sin soldaduras hasta el día de hoy.

El motor es el mismo que venía de fábrica. Restaurado tecnológicamente y con una nueva capa de pintura, el clásico de 1977 está en excelentes condiciones.  Y además hay otro tema familiar: Falko Will conoció a su esposa por un Polo G40. Sus hijos ya disfrutan sus vínculos con el Derby y celebran juntos su pasión por Volkswagen.

Aniversario con innovación

Hay sólo unos pocos pasos entre Suiza y Berlín en Essen. Un miembro uniformado de la Policía del Pueblo intimida durante un momento a algunos visitantes, pero en una inspección más cercana, es el IG T3 el que une imaginativamente dos aniversarios: 40 años del T3 y 30 años desde la caída del Muro de Berlín. Después de todo, la fascinación por Volkswagen tiene historia en las dos partes de Alemania. Así pues, se puede ver cómo una van rompe simbólicamente el muro. La versión 1986 del T3 con características minimalistas, llegó a GDR a través del programa “Genex” en esa época. Como los miembros del T3 están vestidos con la ropa que las autoridades usaban en esa época, lo cual, sin embargo, es contrario a su propia herencia alemana del Occidente y el Oriente.

El entusiasmo por Volkswagen es un factor de unión después de todo, que atraviesa las fronteras y las generaciones.

Contacte con nosotros
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx