Movilidad limpia: ¡es posible!

Movilidad limpia: ¡es posible!

Volkswagen desea contribuir con su parte para la protección climática. El camino para lograrlo conduce a un concepto holístico de movilidad eléctrica. Lea todo acerca de los hechos más importantes en conjunto con cinco infográficos.

“Somos la primera generación que entiende el cambio climático en toda su extensión y la última que aún puede hacer algo al respecto”, dijo Petteri Taalas, Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en vísperas de la conferencia climática en Kattowitz. Sin embargo, su comentario sobre los cambios es bastante desalentador: “No estamos en vías de cumplir los objetivos de protección climática y limitar el aumento de la temperatura”.

Palabras que suenan dramáticas. No obstante, es evidente que Taalas no está exagerando si observamos los datos proporcionados por el Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA. De acuerdo con ellos, 2018 fue el cuarto año más caliente registrado desde que comenzaron los registros climáticos, muy cercano a los años que ostentan los primeros tres récords: 2015, 2016 y 2017. Durante los primeros diez meses de 2018, la temperatura promedio estuvo apenas 1° C por arriba del periodo de 1850-1900. Si continúa la tendencia actual, entonces es realista pensar en un aumento de la temperatura de entre 1.8 a 4° C para 2100 (Fuentes: IPCC). Un aumento en el uso de combustibles fósiles podría incluso derivar en que fuera significativamente más alta.

30,000 millones de euros para la electromovilidad:

No hay duda de que las emisiones de CO2 causadas por los humanos se deben reducir lo más rápido posible. El tiempo es corto. Además de otros sectores económicos, el transporte debe contribuir con su parte. Alrededor del 14% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero son atribuibles al sector del transporte, de acuerdo con IPCC, y la tendencia es al alza. Por lo tanto, los fabricantes de automóviles deben actuar. 

Volkswagen decidió aceptar su responsabilidad y desea convertirse en parte de la solución en vez de ser parte del problema. Así pues, el Grupo está expresamente comprometido con los objetivos del Acuerdo Climático de París, que visualiza una sociedad neutral en cuanto al cambio climático para 2050. Y el Grupo ya está trabajando para las consecuencias necesarias: durante los siguientes cinco años, Volkswagen invertirá alrededor de 30,000 millones de euros en movilidad eléctrica en todo el Grupo, 9,000 millones de los cuales irán exclusivamente a la familia I.D. de la Marca Volkswagen. Se planea tener ocho plantas alrededor del mundo, donde saldrá de la línea de ensamblado la nueva generación de autos eléctricos.

Al mismo tiempo, el Grupo se prepara para dejar de producir vehículos que no sean neutrales al CO2. “El problema del CO2 es el desafío global más grave”, afirmó recientemente Michael Jost, Estratega en Jefe de la Marca Volkswagen.

La electromovilidad es la clave para la movilidad limpia

Desde la perspectiva actual, la electromovilidad es el mejor camino y el más eficiente para llegar a una movilidad limpia y neutra para el clima. En muchas partes del mundo, tal como la UE, los autos eléctricos ya representan la forma más amigable desde el punto de vista climático para que se trasladen las personas. Con la distribución más amplia de fuentes de energía renovable, la huella climática también podría mejorar más. Por ello, Volkswagen lanzará durante los siguientes años la ofensiva eléctrica más grande que se haya visto nunca en la industria automotriz. Los modelos de la familia I.D. se diseñaron especialmente para la movilidad eléctrica y harán un uso óptimo de las oportunidades que ofrece esta tecnología. Tienen la capacidad de rangos largos, gran espacio, conducción dinámica y un nivel completamente nuevo de interconectividad digital. El primer modelo, el I.D. compacto, comenzará su producción a finales de 2019 en la planta de Zwickau y estará disponible en el mercado a principios de 2020. El SUV I.D. CROZZ, el I.D. BUZZ y el I.D. sedán VIZZION le seguirán poco después. En el futuro, Volkswagen ofrecerá atractivos autos eléctricos en cada segmento, desde la clase de compactos hasta la grandiosa Van. El objetivo de la Marca es producir como mínimo un millón de autos eléctricos alrededor del mundo cada año a partir de 2025. 

Algo crucial es que Volkswagen no sólo fabrica autos eléctricos, también monitorea el ciclo de vida completo desde las materias primas hasta el reciclado. Esto se debe a que un auto eléctrico es sólo tan limpio y tan verde como la electricidad usada en su construcción y su carga. En particular, la producción de celdas es aún muy demandante de energía y cargar los autos con energía derivada del carbón es una pesada carga para el equilibrio ambiental en general. Con objeto de que los autos eléctricos respalden sustentablemente la protección climática, es preciso resolver estas áreas. Y eso es exactamente lo que Volkswagen está haciendo: Con el nuevo I.D., ya programado para comenzar su producción este año, la Marca pondrá en las calles un auto neutral en cuanto al clima. Las emisiones de CO2 se evitarán o se reducirán desde el principio, mientras que las emisiones actualmente inevitables se compensarán mediante inversiones en proyectos de protección climática. 

La descarbonización como una ventaja competitiva

En resumen: Volkswagen está actuando para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París y lograr una sociedad neutral en cuanto al clima para 2050. Con el I.D., la Marca demuestra que es posible tener una movilidad limpia y neutral para el clima. Al mismo tiempo, también hay una grandiosa oportunidad económica en todo esto. “El objetivo estratégico de convertirse en el proveedor líder de electromovilidad a nivel mundial puede lograr que el enfoque sobre una descarbonización constante sea una enorme ventaja competitiva”, afirmó Georg Kell, vocero del Consejo Asesor de Sustentabilidad Independiente de Volkswagen. “En cualquier caso, esto ofrece la mejor forma de establecer un camino común para un futuro seguro y económicamente exitoso en un planeta donde vale la pena vivir”.

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx