¡Hola, T-Cross!

¡Hola, T-Cross!

El T-Cross sale de la línea de ensamblado en Pamplona, España, junto al Polo. La producción comenzó en diciembre de 2018. Los empleados están entusiasmados acerca del SUV más pequeño de la marca.

La planta principal para el Polo, que tiene alrededor de 5,000 empleados, está ubicada en la provincia española de Navarra, justamente fuera de su capital, Pamplona. Este auto pequeño se ha construido aquí desde 1984; 244,127 vehículos salieron de la línea de ensamblado en 2017. En diciembre de 2018, comenzó la producción del T-Cross; por primera vez, ahora se fabrican dos modelos en esta planta. Volkswagen está invirtiendo alrededor de mil millones de euros en la producción de ambos modelos.

El T-Cross es el SUV más pequeño de Volkswagen. Está basado en la plataforma del Polo y mide 4.11 metros de largo. Además de España, el T-Cross también se fabrica en China (Anting) y Brasil (Curitiba), las regiones del mundo en las cuales el segmento del SUV compacto tiene programado duplicarse en los próximos diez años. Preguntamos a los empleados en Pamplona su opinión acerca del "nuevo".

Cristina (33)

“He trabajado en la planeación del programa desde 2011. Actualmente estamos estableciendo las dinámicas de conducción para el próximo año. En el futuro, el Polo y el T-Cross se fabricarán más o menos en partes equivalentes. Es grandioso para la región tener un modelo tan importante aquí. Creo que el T-Cross ha tenido mucho éxito. Su diseño, tamaño y características me impresionaron desde el principio”.

Borja (30)

“Lo primero que pensé fue: ‘¡Wow, vaya auto!’. El T-Cross se integra a Pamplona perfectamente. Debido al Polo, tenemos mucha experiencia; un segundo modelo es una distinción para todos los que estamos aquí. Trabajo en ensamblado y soy responsable de los componentes electrónicos para vehículos especiales, por ejemplo, los prototipos. Estoy orgulloso de participar de cerca desde el comienzo. Es un SUV grandioso. Cristina y yo somos muy aficionados a los deportes y podemos transportar fácilmente sus patines en línea y mi equipo de fútbol. Ya sé qué auto manejaremos pronto…”.

Picallo (41)

“El T-Cross tiene un aspecto muy robusto; la parte posterior resultó particularmente bien. Trabajo en Volkswagen desde 1998, siempre en el área de ensamblado. Ya me permitieron conducir nuestro nuevo auto; es ágil y se aferra bien al camino. Lo compraría sin duda alguna, pues veo los vehículos de alta calidad que salen de la línea de producción cada día”.

Rubén (43)

“Mi trabajo es asegurar, particularmente para los lanzamientos, que tenemos una línea en perfecto funcionamiento para comenzar la producción.

En más de veinte años en la planta, he podido obtener experiencia sobre cómo continuar mejorando constantemente nuestra producción. En particular me agrada la parte frontal del T-Cross.

Maité (37)

“Yo me aseguro de que nuestros clientes se encuentren cómodos en el T-Cross. Esto se debe a que soy responsable de instalar los asientos. Estudié historia del arte, así que las impecables líneas del T-Cross me fascinaron de inmediato. Es reconocible a primera vista y tiene un diseño óptimo. En mi tiempo libre, me agrada la fotografía y disfrutar la naturaleza. El T-Cross es perfecto para esto, pues es un SUV compacto con suficiente espacio para mi equipo”.

José (33)

“Trabajo en el ensamblado final y verifico los autos conforme a las indicaciones de aseguramiento de calidad. ¡Nada se nos escapa! Esto incluye hablar con nuestros colegas en la línea de producción acerca de dónde podemos mejorar las cosas. Esto se debe a que deseamos tener autos sin defectos para el lanzamiento al mercado en mayo. Me agrada el hecho de que te puedes sentar más alto en el T-Cross y tener una mejor perspectiva. Soy mecánico vehicular calificado y he trabajado en el deporte motor durante un tiempo. Un T-Cross de color naranja, con un poco más de potencia sería mi sueño”.

Inmaculada (48)

“He trabajado en Volkswagen durante 28 años. Siempre he estado en el área de ensamblado, instalando puertas. Nuestro trabajo es ahora considerablemente más ergonómico, pero las puertas también son más ligeras ahora y su revestimiento es de mejor calidad. Disfruto mi trabajo, pues estoy consciente de que la puerta de un auto es importante y se exige mucho de ella. De verdad estoy esperando la salida del T-Cross. Hemos esperado mucho tiempo para un segundo modelo. Esto será un gran reto, pero también nos aporta más incentivos. Con el Polo, demostramos que nuestra planta es confiable”. 

Fausto (61)

“Trabajo como supervisor en la construcción de carrocerías. Laboro en esta área desde que me uní a Volkswagen en 1993. Ahora soy supervisor de turno, pero en la fase de lanzamiento crítica, actualmente estoy asignado a vehículos especiales. También es nuevo para mí tener dos lanzamientos en un periodo tan corto, con el Polo en 2017 y ahora el T-Cross. El T-Cross es mi último proyecto antes del retiro, así que deseo terminarlo de la mejor forma posible, es una gran motivación. Mi esposa y yo decidimos adquirir un T-Cross blanco muy pronto. He manejado un Polo hasta ahora.

Para mí, es una cuestión de honor usar un auto de esta región, además es uno realmente hermoso”.

David (31)

“El color de un auto es un criterio de compra importante y ésta es mi área de responsabilidad. Trabajo para la compañía desde 2011. Mi labor está en el taller de pintura y programo los robots que aplican la pintura. Nunca tenemos descanso. Cada día, hasta 1,500 carrocerías reciben su pintura. Tendremos la capacidad de pintar el T-Cross hasta en trece colores. Para mí, el T-Cross es un vehículo para una amplia gama de compradores, ya sean jóvenes o mayores, solteros o una pequeña familia. Yo lo pediría en un tono de ‘dark petrol’, un matiz azul oscuro. Y con una caja de cambios automática. Ya que: Una vez que has conducido con DSG, ¡no vuelves atrás!”. 

Iñaki (32)

“Soy empleado de mantenimiento capacitado y trabajo en el taller de prensado. Mi labor consiste en llevar las partes prensadas de una herramienta a la siguiente. Las partes pesan hasta 20 kilogramos. Esto se hace de forma rápida, segura y ergonómica usando copas de succión. He trabajado para Volkswagen durante diez años; soy nativo de esta región y siempre quise trabajar aquí. El T-Cross asegura que la planta se use en toda su capacidad, lo cual es importante para mí. Si tenemos trabajo aquí, las personas están más felices. Algo que llamó mi atención inmediatamente es que el asiento posterior del T-Cross es ajustable. Esto es verdaderamente genial y muy práctico, pues te permite tener incluso más espacio en la cajuela”.

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx