Genial Coupé de culto

Genial Coupé de culto

Fue considerado como el primer “auto divertido” de Volkswagen para la generación más joven: Como un viento en el desierto, el Scirocco conquistó el corazón de los entusiastas a principios de la década de los 70 con una combinación de diseño italiano y un concepto técnico completamente novedoso. Entre sus fans se encontraban Udo Lindenberg, estrella de rock alemana.

Con líneas limpias, un poderoso impulso bajo la capota y con un grupo objetivo joven completamente nuevo en su perspectiva: El Volkswagen Scirocco I causó una revolución en el mercado a principios de los 70. “Irrumpió descaradamente en ese vacío”, afirma Eberhard Kittler, Director del Volkswagen AutoMuseum Foundation. “En esa época, los vehículos de Volkswagen se consideraban bastante aburridos y convencionales”, explica Kittler, “así que el primer Scirocco fue verdaderamente una pequeña revolución que desafió todas las convenciones”. Y con un éxito resonante. Se vendieron más de 500,000 unidades Scirocco I en todo el mundo hasta 1981, el “viento del desierto” (Scirocco es la palabra italiana para el viento caliente proveniente de África) fue extremadamente popular y pronto alcanzó la condición de culto.

Exhibición especial en Wolfsburg

A partir de hoy hay una exhibición especial del modelo de culto en el AutoMuseum en Wolfsburg hasta el 18 de agosto de 2019. Alrededor de 20 vehículos componen la exhibición, entre ellos algunos modelos únicos provenientes de colecciones privadas que se pusieron a disposición del Volkswagen AutoMuseum Foundation. “Tenemos algunos verdaderamente geniales”, afirma Kittler con evidente orgullo. Por ejemplo, la Sciwago, una versión de camioneta del Scirocco I.  El renombrado distribuidor de autos Günter Artz, que alguna vez cruzó un Golf con un Porsche (el así llamado Golf 928), construyó una docena de Sciwagos, de los que sólo sobrevivieron siete.

La exhibición presenta una emocionante colección de rarezas. Además de los convertibles y otros modelos especiales, también hay dos modelos turbo únicos en su clase, así como dos autos de prueba con motor doble, es decir, tienen un poderoso motor delantero y otro trasero, que les permite alcanzar velocidades hasta de 290 kilómetros por hora. Kittler también descubrió modelos modificados por los fans, incluyendo un Scirocco II con un motor G60, un modelo de 4 válvulas súper cargado. “Incluso más alocado es el Scirocco en el que lograron meter un motor VR6 y que también está equipado con transmisión en las cuatro ruedas”, comenta un divertido Kittler.

1974: Estreno antes del Golf

A pesar de que Volkswagen construía coupés desde 1955, el Scirocco tenía un motor transversal enfriado por agua, transmisión delantera y una suspensión más moderna que los competidores. “Volkswagen había pensado construir un coupé clase A desde finales de los 60”, explica Kittler. “El primer auto de concepto se terminó a finales de 1973 y un año después el Scirocco llegó al mercado, dos meses antes que el Golf”.

Elegante diseño creado por el legendario Giorgetto Giugiaro

El modelo básico tenía 50 Hp, mientras que el GTI contaba con 100 Hp bajo su capota. Con el motor y la transmisión, el Scirocco tenía un peso de sólo 800 kilogramos. El auto fue diseñado por el legendario diseñador Giorgetto Giugiaro y construido por Karmann en Osnabrück. No hubo producción en serie de turbos o convertibles, pero algunos reparadores, como Günter Artz, imprimieron su magia en los autos. Y operadores de afinación, como la compañía Bieber, trabajaron en varios autos.

Un valiente Udo Lindenberg

En la primera serie de una marca de Volkswagen, la Volkswagen Junior Cup, los participantes en Hockenheim corrieron en una variante modificada de 105 Hp del Scirocco. 

Entre los pilotos en la temporada inaugural se encontraba el desaparecido piloto de Fórmula 1, Manfred Winkelhock (1951–1985). En la carrera dentro del aeródromo de la isla de Sylt, en el Mar del Norte, la estrella de rock alemana y principiante invitado Udo Lindenberg causó furor: el intérprete tuvo un derrape espectacular en la primera vuelta, perdió su sentido de orientación y se dirigió brevemente como un piloto de acrobacias hacia la entusiasta banda de Sciroccos. Pero sin caer en pánico, Udo mantuvo la cabeza fría y expertamente volvió el volante hacia la dirección correcta. Sin embargo, esto fue el final de su breve carrera como piloto.

Scirocco II y el gato blanco

El Scirocco II se lanzó en 1981, con un aspecto más sobrio, pero con un Kammback aerodinámico, alerón trasero y un motor de 4 válvulas; los modelos previos tenían motores de 2 válvulas. El diseño fue un trabajo interno de Volkswagen, mientras que la producción permaneció en Karmann, en Osnabrück.

El modelo más potente fue el 16V con 139 Hp, el primero de la serie del viento del desierto que alcanzó 200 kilómetros por hora. Alrededor de 290,000 unidades salieron de la línea de ensamblado hasta 1992, incluyendo el legendario “Gato Blanco” de 1985, un modelo totalmente blanco en el interior y el exterior, con luces traseras en franjas blancas, alerones todo alrededor y un alerón trasero Zender. El Gato Blanco también ronronea en la exhibición del AutoMuseum.

No es un Scirocco, más bien un Corrado

Originalmente, el Corrado estaba programado para tomar la estafeta del Scirocco II. Su desarrollo comenzó en 1981, y en ese momento aún se llamaba “Scirocco III”. Pero finalmente se tomó la decisión de renombrar el modelo tecnológicamente más avanzado como “Corrado” y ofrecerlo como un coupé de nivel más alto junto con el Scirocco II. Con un motor VR6 G-Lader, y el primer alerón trasero activo, que se ajustaba a la velocidad durante el manejo, el auto verdaderamente es algo especial. “Nadie podía ofrecer algo parecido en la clase compacta en ese momento”, afirma Kittler. Un año después, Porsche sacó también un alerón trasero activo. Se construyó una variante especial con un motor de 16V y G-Lader proveniente del departamento de carreras de autos para el director administrativo de Karmann en ese momento. “Un auto fascinante único en su clase”, comenta Kittler, el cual naturalmente también se encuentra en la exhibición. Incidentalmente, Karmann también construyó dos roadsters (biplazas descapotables) basados en el Corrado. En total, se construyeron alrededor de 100,000 Corrados.

Scirocco III: El potente auto de Portugal

En 2008, Volkswagen lanzó una reaparición del Scirocco con la tercera generación. Ésta se basaba en la plataforma del Golf VI y estaba impulsada por modernos motores turbo con un rango de salida de 90 kW/122 Hp hasta 206 kW/280 Hp (Scirocco R). Un coupé que impresionaba como un ágil cruiser, un dinámico acompañante para el trayecto diario, un auto deportivo para incursionar en la pista, o simplemente un carismático todo terreno con una plataforma trasera (trailgate) ajustable. Construido en Portugal, se produjeron alrededor de 270,000 unidades hasta 2017. 

El auto más emocionante en la serie III fue quizá el AirMotion, con alerones adaptativos aerodinámicos activos todo alrededor, rines aerodinámicos, laterales, difusor y frenos de aire, que también se puede disfrutar en la exhibición.

Scirocco R Cup – la serie mono marca ambientalmente amigable de Volkswagen

En el mundo del deporte motor, el Scirocco III proporcionó emocionante acción en la pista y maravilloso entretenimiento para los espectadores. La Scirocco R-Cup, que se celebró como parte del DTM de 2008 a 2014, ofreció a los pilotos en ciernes una excelente oportunidad para incursionar en el deporte motor. 

Éste fue un trampolín de carrera ideal para transitar a las series más altas. También participaron prominentes corredores invitados de la Fórmula 1, DTM y rally, las “antiguas manos” que causaron una gran impresión en el campo. La copa también era ambientalmente amigable, pues los autos de carreras de 173 kW/235 Hp eran impulsados por motores alimentados con biometano.

 

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx