En busca del sonido

En busca del sonido

Los motores de combustión han dominado el diseño sonoro en el sector automotriz desde el principio. Pero en la era de la electromovilidad, el interior de los autos se convirtió en un espacio de calma que invoca un diseño.

Aquí está de nuevo. La cuestión de cómo debería sonar el motor. Indra-Lena Kögler responde con una mirada de búsqueda mientras trata de asegurar que se entienda su respuesta. Es de máxima importancia para el análisis que seguirá. “La palabra ‘motor’ nos pone directamente en el mundo de la combustión”, comenta la diseñadora de experiencia del usuario (UX). “Preferiría hablar acerca del sonido que hace un sistema de transmisión”. Su colega, Valentina Wilhelm, interviene: “No tratamos de imitar el sonido de un motor. Por el contrario, intentamos transmitir el carácter de un auto eléctrico”.

El motor de combustión ha determinado el sonido y dominado el diseño de los autos durante más de un siglo. “Pero ahora, en la era de la electromovilidad, dejará de existir. Esto permite un nuevo tipo de libertad, que deseamos explorar”, comentó Klaus Bischoff, Director Ejecutivo de Volkswagen Design, en un evento reciente. Ofrece a sus diseñadores un campo de actividad completamente nuevo. Dos de sus diseñadoras, Indra-Lena Kögler y Valentina Wilhelm, desarrollan esta recién adquirida libertad con modelos tales como el I.D. – el primer Volkswagen totalmente eléctrico desarrollado y operado sobre la Plataforma Modular Eléctrica (MEB).

El sonido como identidad acústica

“No tenemos restricciones mecánicas y podemos dar a cada auto su propio sonido”, comenta Valentina Wilhelm, de 31 años, cuando enfatiza de nuevo que ella y su colega no son ingenieros de sonido que hablen acerca de motores de combustión, son dos diseñadoras de UX que analizan la acústica en la era eléctrica. Obviamente el sonido que hace un sistema de transmisión es parte fundamental de la presentación general de un auto. Al igual que un motor de combustión, la acústica de un motor eléctrico también transmite propulsión, dinamismo, potencia y velocidad.

Klaus Bischoff estableció claramente sus requisitos para la acústica del sistema de transmisión: desea que las personas reconozcan un Volkswagen por el sonido que hace al conducirlo, incluso con los ojos cerrados. “Cualquier persona en la calle debe pensar inmediatamente, ‘wow’, ése sólo puede ser un auto eléctrico. Y el segundo pensamiento debe ser, ‘wow’, ése es un VW”, afirma.

Sonidos creados por Volkswagen

El diseño y la tecnología siempre han desempeñado un rol especial en Wolfsburg. Esta responsabilidad es incluso más grande ahora con los autos eléctricos. Sí, pronto el motor de combustión ya no será un componente esencial de un auto. Sin embargo, como todos se enfocan en la idea y la promesa de la conducción autónoma, es fácil pasar por alto muchos de los desarrollos que ya se están realizando.

La respuesta a la pregunta acerca de papel del sonido en la era eléctrica se encuentra en una ciudad que tiene más autos registrados que habitantes. Las chimeneas redondas se extienden a una altura de 125 metros hacia el cielo de Wolfsburg y son la identidad no sólo de la planta principal de Volkswagen, sino también de la ciudad importante más joven en el estado de Baja Sajonia. Pese a que la mayor parte de los pabellones de producción de la compañía son colmenas de actividad, el corazón de su Centro de Diseño es la verdadera esencia de la calma, donde incluso se puede escuchar el canto de los pájaros.

La sala sin ventanas, que presenta un impresionante sistema de iluminación y espejos a lo largo de uno de sus muros, es llamada “Walhalla”. Aquí es donde se presentan los nuevos autos al Consejo. Un muro de 18 metros de largo sirve como pantalla de proyección para las presentaciones, tal como la que realizan hoy las diseñadoras Indra-Lena Kögler y Valentina Wilhelm. El canto de los pájaros en el sistema de sonido tiene el objetivo de crear la impresión del entorno natural.

Se requiere acústica artificial

Los autos necesitan hacer ruido. No es una cuestión de gusto, sino legal. A partir de julio de 2019, todos los autos eléctricos recién desarrollados en la Unión Europa deben tener un Sistema Acústico de Alerta Vehicular (AVAS). Dos años después de esa fecha, ningún auto eléctrico o híbrido podrá salir de una fábrica sin un AVAS. Los autos tienen que emitir un sonido artificial hasta en velocidades de 20 km/h. Por encima de eso, los neumáticos que se mueven sobre el pavimento generan suficiente ruido.

Los fabricantes de autos tienen permitido determinar el sonido real, pero la UE emitió ciertas directrices. Al igual que con los motores de combustión, el sonido de un auto eléctrico debe reflejar lo que está haciendo el vehículo. Se puede encontrar un tono de muestra en el sitio Web de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa. En otras palabras, la sinfonía de Beethoven no está permitida.

“Los reglamentos no sólo aplican al sonido exterior”, explica Kögler, una diseñadora de medios y comunicaciones que trabaja en Volkswagen desde hace 18 años. Su trabajo es crear un ambiente acústico agradable en el interior de los autos, de tal forma que los conductores se encuentren relajados mientras sortean el tráfico y no están sujetos constantemente al ruido exterior. “Los sonidos son líneas de diseño acústico para nosotros”, comenta ella. “La luz y el sonido se complementan entre sí”, añade la diseñadora de iluminación Valentina Wilhelm. “Los dos factores son partes importantes de una experiencia multisensorial”. 

Escuchar con todos nuestros sentidos

Kögler señala una imagen sobre el muro de la presentación que muestra a un hombre acostado, con los ojos cerrados, en lo que parece un auto en movimiento. “Los autos en la era eléctrica son muy silenciosos”, añade ella. “Y los alrededores tranquilos facilitan que cada tono tenga un efecto”. Este enunciado, que suena muy sencillo debido a las oportunidades que parece ofrecer, en realidad representa un reto importante. Esto se debe a que la atmósfera relajante dentro del auto que transmite la imagen, únicamente se puede lograr si también se elimina todo el ruido que hace el motor de combustión que se utiliza.

Los sonidos de la transmisión, amortiguados por los motores convencionales con rpms más altas, son mucho más obvios en los autos con transmisión eléctrica y transmiten un sentido de velocidad diferente. Por lo tanto, el aislamiento y otros materiales desempeñan un papel importante. En palabras de Kögler, un trasfondo acústico tranquilo es lo que permite que destaquen los sonidos individuales. “La calma es como un estadio, y el diseño sonoro es como una presentación de estilo libre”, añade. Sin embargo, el silencio también puede ser desagradable. “No deseamos tener silencio”, explica. “Más bien, buscamos la tranquilidad”.

El ruido y el sonido afectan la confianza

Cuando los conductores activan sus direccionales en los autos eléctricos silenciosos, las pueden escuchar más claramente. Y ese sonido es también más importante para los diseñadores de UX. La mecánica es el campo de juego para el diseño sonoro analógico, debido a que éste también transmite la alta calidad de algo. “Los sonidos deben cumplir las expectativas y reflejar lo que la gente asocia con ellos”, dice Wilhelm.

“Por ejemplo, una direccional es comparable a tocar el hombro de alguien con el que quieres hablar”, dice Kögler. Puedes destruir la confianza si algo no suena bien y por el contrario infundir confianza si el sonido es bueno. “Observamos cómo se acomoda la palanca en el volante y cómo interactúa con la direccional. En lo que respecta a nosotros, un material que hace demasiado ruido no es aceptable”. Las dos diseñadoras consideran prioritario un sonido saturado. A la larga, lo que desean son asociaciones de calidad.

Para que su trabajo produzca resultados uniformes, el equipo busca transmitir los valores detrás del diseño Volkswagen, tales como complacencia, sensualidad o innovación. Para alcanzar la complacencia, por ejemplo, los sonidos se basan en la entonación de la voz humana.

Las diseñadoras tienen un propósito general en su trabajo, concretamente crear una sensación de amistad entre los autos eléctricos y sus usuarios. “Un amigo es alguien con el que te comunicas bien” observa Kögler. Esto incluye la capacidad de estar callados juntos, pues cada uno sabe lo que está haciendo el otro. 

Puedes romper el silencio y empezar a hablar si deseas recordar o advertir algo. Esto es similar a lo que ocurre con un auto eléctrico. “No te habla todo el tiempo, sólo ofrece asistencia cuando se requiere”, explica ella. Y después de este enunciado, prevalece el silencio, no la calma.

 

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx