Demostración de fuerza real

Demostración de fuerza real

Un proyecto modelo en el Grupo Volkswagen se enfoca en las personas con limitaciones físicas que trabajan en Producción. Conozca todo acerca del proyecto demográfico STARK en la planta de Wolfsburg.

Todo funciona como una maquinaria de reloj para Thomas Kohn el día de hoy. Está de pie al final de la línea de pre-ensamblado para cabinas en el Pabellón 35 de la planta Volkswagen en Wolfsburg e inspecciona los conectores que sus colegas instalaron en los pasos previos. Más de 1,200 tableros se pre-ensamblan cada día en el Pabellón 35. Kohn hace que todo parezca fácil, esto se debe a la forma en que él se mueve y cómo mueve la cabina en la unidad que transporta partes. Además, sonríe mientras trabaja. Pero las cosas no siempre han sido tan buenas.

“Dos discos desviados me jugaron una mala pasada”, comenta Thomas Kohn. “Pero dentro del Proyecto STARK me siento como en casa. Me divierto de nuevo en el trabajo. Y esto se debe a que trabajamos realmente cerca unos de otros en el Pabellón 35 y nos ayudamos todo el tiempo”. Kohn ha trabajado aquí durante más de un año. Ahora enseña a los nuevos empleados cómo funcionan las cosas, con la ayuda de los maestros artesanos y transmite las lecciones que aprendió.

“STARK” es una palabra alemana que significa “fuerte”. También es un acrónimo compuesto por cinco palabras alemanas que reflejan la esencia del proyecto mismo. “El proyecto sigue cinco principios: estabilización, capacitación, crecimiento, respeto y creación de valores esenciales”, afirma Sebastian Schmickartz, jefe del Proyecto Demográfico y del Pabellón de Pre-ensamblado de cabinas. “El fundamento de este proyecto único es el ‘Proyecto Demográfico’, un acuerdo operativo que se aprobó en la primavera de 2018. Conforme al acuerdo, se creó un área específica en el Pabellón 35.

Esta área aborda las necesidades especiales de los empleados con limitaciones físicas en términos de la organización del lugar de trabajo y el fomento a la salud. El objetivo es regresar a estas personas al ensamblado de autos”.

Todo esto es posible mediante tecnologías de punta para la producción; estaciones de trabajo diseñadas ergonómicamente; apoyo intenso y personal por parte de los maestros artesanos; el departamento de Recursos Humanos; el Consejo de Trabajo y asistentes ergonómicos, aunados a un concepto de entrenamiento holístico en la producción, creado especialmente para esta área. También se desarrollaron modelos de trabajo especial diseñados teniendo en mente las necesidades individuales de los empleados: rotaciones en las estaciones de trabajo individuales, además de grupos de dos y tres miembros que comparten un trabajo en una operación de tres turnos, como parte de un esfuerzo coordinado cuidadosamente.

Otra clave para el éxito del proyecto consiste en comunicaciones claras que se realizan a través de todos los niveles en una relación entre iguales. Se alienta a cada persona para que contribuya activamente a su propio avance y por lo tanto al proyecto como un todo. “No les pido a los empleados que hagan algo que NO puedan hacer.  Deseo saber lo que PUEDEN hacer.  Entonces se pueden dedicar sistemáticamente a ello”, afirma Sebastian Schmickartz. “Tenemos procesos transparentes y sencillos. Todo es bastante claro. Los empleados saben por qué están aquí”.

Cuando entras al Pabellón 35, el área de entrenamiento atrae de inmediato tu atención, es algo similar a lo que podrías encontrar en una instalación de rehabilitación profesional. Está llena de los equipos que se usan para ejercitar grupos específicos de músculos. También tiene un área donde se pueden practicar movimientos comunes, acciones tales como apretar un tornillo sin mirar, o mover cajas. Aquí se lleva a cabo un entrenamiento individualizado. Esto es algo que caracteriza al proyecto STARK, junto con los cambios en las estaciones de trabajo y un intenso compromiso con las calificaciones de los empleados.

“Nuestro concepto de entrenamiento ayuda a que los colegas en el área de producción aumenten su fuerza, se mantengan flexibles y eviten las malas posturas”, comenta el Asistente Ergonómico Robert Schrader, al explicar su trabajo. El científico deportivo trabaja con dos colegas para apoyar a los trabajadores de producción. Cada empleado entrena aquí durante 30 minutos al menos una vez a la semana. Schrader añade, “Cada pequeño éxito me hace muy feliz: cosas tales como cuando alguien se acerca después de una sesión de capacitación y dice que se siente mejor o no tiene tanto dolor. Ciertamente no somos milagrosos. Pero por lo general se sienten mejor cuando siguen nuestras recomendaciones”.

La combinación de los programas y el apoyo es lo que convierte al proyecto STARK en algo único en el Grupo. “Esta área de entrenamiento da a nuestros empleados la oportunidad de realizar ejercicios de entrenamiento dirigidos mientras están en el trabajo, como una forma de mejorar y estabilizar su desempeño”, comenta Sebastian Schmickartz. “En el proceso, establecemos una base importante desde la cual los empleados con limitaciones físicas pueden tener una nueva perspectiva”.

STARK es un aspecto de la estrategia de producción de la marca Volkswagen llamada TRANSFORM.TOGETHER, un plan que se diseñó para impulsar la productividad en 30% para 2025. Por supuesto, no puedes lograr esto sin un “equipo del futuro”, que representa otro aspecto de la estrategia TRANSFORM.TOGETHER. “Nuestros empleados son el activo más importante que tenemos”, afirma el Dr. Andreas Tostmann, miembro del Consejo de Administración, responsable de producción. “Por esto, dentro del contexto de nuestra estrategia TRANSFORM.TOGETHER es tan importante crear condiciones en la producción para facultar a todos los empleados de una forma que demuestre respeto y genere valor.

En el proceso, apreciamos el trabajo de nuestro equipo que hace una importante contribución para alcanzar los objetivos de nuestra compañía”.  Julia Korte también es miembro de este equipo en la planta Volkswagen en Wolfsburg. “El proyecto STARK representa una oportunidad para mí”, afirma Korte. “Una oportunidad para volver a estar en forma. Al igual que muchos otros colegas – personas que regresaron después de una larga enfermedad o una ausencia – puedo demostrar aquí lo que soy capaz de hacer”.  Ella trabaja en el Proyecto STARK hace nueve meses. “Me puedo acostumbrar al trabajo y encontrar mi ritmo otra vez, realizando una labor ‘más fácil’.”

El proyecto demográfico STARK deja claro un punto: La forma en que las personas trabajan juntas en Volkswagen es una decisión que ellas tomaron. No fue por gráficas de Excel, algoritmos o estadísticas. Incluso en una época donde cada decisión relacionada con negocios se debe debatir desde muchas perspectivas distintas.

El impacto de las decisiones relacionadas con los negocios tiende a aparecer en situaciones extremas, cuando las cosas no funcionan bien:

“El destino les ha jugado malas pasadas a algunos empleados”, comenta el Dr. Stefan Loth, Gerente de la planta. “Es exactamente en ese punto cuando decidimos permanecer juntos como equipo. En la planta de Wolfsburg, estamos comprometidos a producir los mejores autos del mundo. Y sólo podemos hacerlo si nos apoyamos unos a otros”.

Volkswagen crea trabajos para personas con limitaciones físicas alrededor del mundo. En Wolfsburg, 18 empleados han podido volver a sus departamentos originales gracias al proyecto demográfico STARK. Volkswagen planea introducir el modelo en otras áreas de producción y plantas a principios del próximo año.

Los éxitos iniciales producidos por el Proyecto STARK también inspiraron a Sebastian Schmickartz y a muchos colegas para explorar este tema más profundamente. “Estamos pensando cómo podríamos ayudar a los empleados que utilizan sillas de ruedas o tienen problemas de visión en el área de producción”, dice Schmickartz. “Éste es un verdadero reto, es uno que no podemos ignorar y debemos afrontar nuestra responsabilidad”.

 

 

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx