“Debemos unir fuerzas para la electromovilidad, ¡ahora!”

“Debemos unir fuerzas para la electromovilidad, ¡ahora!”

La transición hacia la movilidad eléctrica está en plena marcha y Volkswagen es uno de sus pioneros. En una entrevista, el Profesor Friedrich Prinz, de la Universidad de Stanford, explica lo que queda por hacer.

Friedrich Prinz, proveniente de Austria, es Profesor de ingeniería en la Universidad estadounidense de élite de Stanford en California. Nacido en Viena, ha pasado muchos años trabajando en diversos aspectos de la electromovilidad. Se enfoca en la investigación de micro y nano energía, campo donde explora nuevos materiales y métodos para la conversión y almacenamiento eficientes de la energía. Tiene una opinión clara acerca de la transición hacia la movilidad eléctrica.

Profesor Prinz, Volkswagen está promoviendo un enfoque social sobre la movilidad eléctrica en Alemania y Europa. No todos están convencidos de esto y algunos prefieren lo que denominan “apertura tecnológica”. ¿Qué opina al respecto?

Creo que necesitamos urgentemente unir fuerzas. Y no hay alternativa para la electromovilidad; simplemente es la mejor vía para el mercado masivo.

Las celdas de combustible que funcionan con hidrógeno también son prácticas, pero principalmente para el segmento de Vehículos Comerciales Grandes y Pesados, con un rango extenso. Para que la transición a la movilidad tenga éxito, todos debemos trabajar hombro con hombro. Es importante y adecuado tener un amplio debate y esto es bueno que ya se haya iniciado.

Desde un punto de vista californiano, ¿qué tan adelantada está Alemania en la transición hacia la electromovilidad?

Desde el punto de vista político, Alemania ha cometido el error estratégico de descuidar la investigación y desarrollo de baterías. Quizás se pensó que sólo se necesitarían baterías para teléfonos inteligentes y otros portátiles, lo que fue un error.

Pero Alemania se está poniendo al día al aprovechar su ubicación, es sede de compañías tales como Volkswagen AG, que tiene una enorme experiencia y pericia en la producción automotriz. Si Alemania agrupa estos recursos, probablemente alcanzará y a la larga quizá incluso podrá superar a otros países. Para los autos es esencial una calidad alta y uniforme, pero por el momento, únicamente unos cuantos fabricantes fuera de Europa están calificados para afrontar este reto.

¿Qué puede hacer Volkswagen para acelerar la transición a la electromovilidad?

Ya está haciendo mucho. Respaldar la electromovilidad ahora es lo correcto.  Una empresa de movilidad tan grande como Volkswagen AG, con todas sus marcas y alrededor de 640,000 empleados en todo el mundo, puede hacer una gran diferencia y lo está haciendo. Los efectos de escalamiento en la producción permiten que el Grupo ayude a que la electromovilidad sea accesible para las masas. Además, Volkswagen ha impulsado el debate social acerca de qué, cuándo y cómo se debe hacer la transición, y no es demasiado pronto. Sin embargo, para que esto tenga éxito en el futuro previsible, todos deben trabajar juntos.

¿Qué campos considera que son responsables de esto?

La industria, por supuesto, pero también la política. Debemos desarrollar la infraestructura adecuada y crear las condiciones legales necesarias para que la electromovilidad sea más atractiva para el mercado masivo. Requerimos estaciones de carga, tomacorrientes y, obviamente, suficiente energía limpia. Después de todo, ¿de qué sirve un auto eléctrico que no produce CO2 u otras emisiones mientras se maneja o durante su producción, pero se alimenta con electricidad creada a través de quemar carbón? En otras palabras, se debe involucrar a toda la sociedad. La transición a la movilidad también se vincula estrechamente con la transición de la energía, y este tema, por ejemplo, debe desempeñar un papel incluso más importante en las políticas de investigación, educación y universitarias. Aún falta mucho por hacer. Necesitamos investigar, investigar, investigar, además todos los investigadores e ingenieros que han trabajado hasta ahora con motores de combustión deberían trabajar en energías y transmisiones alternativas.

Usted participa en la start-up californiana QuantumScape, en la que Volkswagen es un inversionista importante. ¿Por qué es importante eso?

QuantumScape investiga y desarrolla baterías de estado sólido y también las llevará al mercado. Éste es el futuro. Para que la electromovilidad funcione, los vehículos eléctricos deben tener un rango comparable al de los vehículos con motores de combustión. Esto no es posible por el momento. Aquí en California, muchas familias tienen un auto eléctrico para los trayectos diarios más cortos y un vehículo con motor de combustión para los recorridos más largos.

Por ejemplo, para ir a esquiar a las montañas o para viajar de San Francisco a Los Ángeles. Las baterías actuales todavía no son capaces de eso. Las baterías de estado sólido de QuantumScape tendrán la capacidad de lograrlo. Calculo que estarán listas dentro de tres a cinco años.

Infobox: QuantumScape

QuantumScape es una start-up californiana que investiga y desarrolla baterías de estado sólido. Estas baterías de estado sólido deben reemplazar a las baterías de iones de litio convencionales y, debido a su densidad de energía más alta, tienen un rango potencial de casi 700 kilómetros para los vehículos eléctricos en una sola carga. También son más ligeras. El Grupo Volkswagen es el principal inversionista en QuantumScape con €100 millones, y el Profesor Friedrich Prinz también participa en la start-up.

¿Qué tan práctico considera que sea producir baterías directamente aquí en Alemania en vez de comprarlas de Asia, por ejemplo, como ha sido hasta ahora?

Creo que es muy práctico. Alrededor de un tercio de la creación de valor en un auto eléctrico está en su batería. Ésta será uno de los productos más importantes en las siguientes décadas, no sólo en el área de la movilidad. Esto no debe ser algo que obtengas y por ende dependas de otro; te debes involucrar en su producción. Pero con demasiada frecuencia, hablamos sólo de Alemania, mientras que en realidad es un tema para toda Europa. Alemania por sí sola no puede lograr la transición energética.

¿Qué quiere decir con eso?

Alemania tiene una posición pionera única en el mundo respecto a las energías alternativas. Por lo tanto, muchos países miran hacia Alemania. Esto significa que debes asumir cierto riesgo y atreverte a dar el primer paso. Si esto se hace de forma constante, el resto de Europa seguirá y entonces será posible distribuir varias formas de producir energía regenerativa de modo práctico. Por ejemplo, la energía eólica en el océano, la energía hidráulica en las montañas, la energía solar en el soleado Sur. Ésta también es la forma de reducir la dependencia geopolítica en el petróleo y el gas. Aquí debe ocurrir un cambio de mentalidad para que la energía sustentable tenga importancia primordial lo más rápido posible. En general, el caso se debe abordar de modo internacional para crear las condiciones necesarias para un marco de trabajo.

¿Qué tan realista piensa que es esto?

Creo que es definitivamente realista. Debido al reto global que presenta el cambio climático, es fundamental proporcionar una movilidad sin emisiones: en el transporte, en la producción, en la generación de energía. Por supuesto, el problema de la distribución se debe resolver con suministro y transporte. Pero tengo confianza en que podemos lograrlo.

¡Profesor Prinz, muchas gracias por su tiempo!

Contacte con nosotros
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx