Cuando el Touareg remolca una casa

Cuando el Touareg remolca una casa

Vivir en nueve metros cuadrados. El arquitecto italiano Leonardo Di Chiara recorre Europa en su pequeña casa “aVOID”, con un Touareg como su compañero de viaje.

Pequeñas, compactas, accesibles — cada vez más personas adoptan estilos de vida móvil y viven en lo que se conoce como casitas. Estas viviendas miniatura son una forma de alojamiento económico y ambientalmente amigable, y su pequeño espacio contiene todo lo que se podría encontrar en una casa convencional. Su interior se puede configurar de muchas formas nuevas y flexibles para satisfacer las necesidades de sus habitantes. Una cama plegable convierte la casa en un dormitorio, mientras unas mesas modulares crean una cómoda cocina y comedor. Las casitas usualmente se montan en tráileres que pueden ser remolcados por automóviles, si se desea. Como la casa miniatura llamada “aVOID.” El arquitecto italiano Leonardo Di Chiara, en un proyecto conjunto con Volkswagen, ha viajado por Europa en ella desde la primavera de 2018. Su fiel compañero es un Touareg, el modelo de Volkswagen con el poder de remolque más grande.

Los conceptos de vivienda móvil, tales como las casitas, le interesan a Volkswagen, especialmente a la luz de las oportunidades que se crearán por la electromovilidad y los sistemas de conducción autónoma. Si las casitas pueden ofrecer el mayor número de opciones en el espacio más pequeño gracias a un enfoque en la eficiencia, ¿cómo se pueden diseñar los autos del futuro para poder integrar varios cuartos sobre la misma plataforma? En esta entrevista, Leonardo Di Chiara describe el concepto de vivienda móvil que constituye su casita “aVOID”, habla acerca de sus viajes por Europa y explica por qué un estilo de vida nómada en una casita también puede ser un modelo para la movilidad en el futuro.

Arq. di Chiara, ha recorrido Italia, Suiza y Alemania. ¿Por qué eligió esos países? ¿Y en qué ciudades se detuvo?

Leonardo Di Chiara: Seleccioné una ruta a través de Italia, Suiza y Alemania pues sabía que los países en esta región tienen una influencia vibrante y estimulante entre ellos. Dejé mi ciudad natal de Pesaro y me dirigí a Munich, donde me estacioné frente al Museo de Arte Moderno, el Pinakothek der Moderne. Después partí hacia Ulm y me detuve en su universidad de diseño y así seguí. Mi recorrido incluyó Berlín, Múnich, Ulm, Milán, Roma, Siena, Parma, Holzhausen, Zürich, Stuttgart y Pesaro. ¡Fui un breve residente en cada una de estas ciudades!

¿Qué ocurrió durante su recorrido?

Leonardo Di Chiara: Mi viaje fue como una gran lección de manejo europea. No había conducido mucho antes, y al principio pensé que no sería capaz de transportar la casa. Pero el Touareg me permitió hacerlo. El auto tiene todos los sistemas de asistencia al conductor, además de una transmisión en las cuatro ruedas que le aportan más agilidad y estabilidad. Mi manejo mejoraba con cada metro. Más adelante, no tuve problemas para remolcar la casa por las estrechas carreteras italianas y a través de los centros históricos de las poblaciones. Esto me dio una sensación de libertad, además de que hizo realidad mi sueño de vivir en distintos lugares al tiempo que me podía mover siempre que lo deseaba.

¿Cuál es la historia detrás de las casitas?

Leonardo Di Chiara: Las casitas son hogares miniatura sobre ruedas. Comencé a construirlas cuando me mudé de Italia a Berlín. Deseaba mostrar a las personas que los espacios pequeños no tienen que limitar tu gama de opciones o tu calidad de vida. Al contrario, puedes reconfigurar el espacio siempre que quieras para adecuarlo a tus necesidades. Deseaba evitar las expectativas sociales: una casita es una declaración en contra de los departamentos con precios exagerados en los que realmente no vives, pues inviertes todo el tiempo tratando de ganar dinero para rentarlos.

¿Su casita está amueblada con todo lo que se encuentra en un hogar convencional?

Leonardo Di Chiara: Sí, tiene nueve metros cuadrados que incluyen un baño separado de casi un metro cuadrado. Tengo una cocina donde caben hasta seis personas. Tengo una cama matrimonial. Las mesas y sillas están ocultas en las paredes. Es como una casa en forma de una navaja del ejército suizo. Tiene mucho por descubrir. Un gabinete contiene una escalera que me permite subir al techo y disfrutar una vista espléndida de la ciudad. Y un punto muy importante es cómo crear variación en el espacio más pequeño posible.

¿Por qué precisamente nueve metros cuadrados? ¿Por qué se limitó a esa medida?

Leonardo Di Chiara: Nueve metros cuadrados es un límite inferior en la ley de bienes raíces. Un cuarto debe tener al menos ese tamaño para que lo designen legalmente como un dormitorio. Deseaba demostrar lo mucho que puedes hacer con este espacio mínimo oficial. Deseaba llamar la atención de los políticos hacia este obsoleto reglamento de 1975 e impulsarlos a cambiarlo. Desde entonces se han desarrollado nuevas tecnologías. Podemos vivir en espacios más pequeños.

¿Construyó la casa por usted mismo o tuvo ayuda de algunos socios?

Leonardo Di Chiara: Trabajé con muchas personas distintas. Al buscar especialistas, recorrí mi ciudad natal y pregunté acerca de productos y materiales en 40 compañías. Alrededor de 80% de los componentes en mi casa, desde el tráiler hasta los utensilios de cocina, provienen de socios externos. Me interesaba menos obtener patrocinios que conseguir transferencia de conocimientos y experiencia. Por ejemplo, conecté al productor del refrigerador con otra compañía que pudiera optimizar el producto para una forma de vida nómada.

¿Piensa que esta forma de vida urbana puede ser un modelo para el futuro?

Leonardo Di Chiara: Pienso que las casitas son una buena opción para muchas personas, pero no para toda la sociedad. Al vivir de este modo, puedes cambiar tu vida en una manera que no resulta atractiva para todos. Estamos viviendo importantes cambios sociales en términos de conectividad digital y movilidad. Estos desarrollos tendrán un enorme impacto sobre la vida en las ciudades y en el campo.

¿Ha recibido muchas ofertas por su casita?

Leonardo Di Chiara: Sí, de hecho, hay un gran interés por este cuarto sobre ruedas. El espectro abarca desde ONGs que necesitan centros móviles para el tratamiento de adicciones, hasta cadenas hoteleras que desean intentar nuevos enfoques nómadas para la hospitalidad.

¿Cuál es el testimonio más importante que quiere hacer con este proyecto?

Leonardo Di Chiara: Si tienes un gran sueño, lo puedes hacer realidad en un espacio pequeño. Mi sueño era vivir en mi propia casa mientras viajaba todo el tiempo. Esta casita sobre ruedas me permitió ambas cosas. 

 

 

 

Contacte con nosotros
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Paola Maldonado Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx