Adiós, Beetle

Adiós, Beetle

  • El Nuevo Beetle ha unido tradición y estilo de vida desde que se lanzó en 1998. Éste y su sucesor, que se introdujo en 2011, han atraído a millones de fans alrededor del mundo. El último auto se producirá en 2019.

En un principio era una visión, un sueño como muchos otros en la fabulosa tierra de la oportunidad: en el American Design Center, que estableció Volkswagen en 1991 en Simi Valley, al sur de California, los empleados trabajaban en un vehículo con una tecnología de transmisión alternativa. ¿Cómo luciría? Ellos saben que en Estados Unidos el Beetle original aún se considera el epitome de un Volkswagen, un ícono y un símbolo perdurable de calidad. Por ello, los diseñadores Freeman Thomas y J. Carrol Mays desarrollaron la forma redondeada del Beetle, como un reflejo de la tradición y el diseño moderno. En el Motor Show de Detroit, en enero de 1994, ellos finalmente develaron su “Volkswagen Concept One”, un auto modelado como un hemisferio, con formas fluidas, compacto, diferente, retro – fue un suceso y también el nacimiento del Nuevo Beetle.

Permítanme presentar: el Nuevo Beetle

La respuesta positiva del público y los medios comerciales alentaron a Volkswagen a desarrollar aún más la idea. En marzo de ese mismo año, la Marca presentó en Ginebra un convertible basado en el “Concept One”, seguido en el otoño de 1995, durante el Motor Show en Tokio, por una versión cuyo diseño se adaptó mejor a los requisitos técnicos de la producción automotriz. Antes de que terminara noviembre, se tomó la decisión de llevar al “Concept One” a ser producido en serie. Cinco meses después, los visitantes en el Motor Show de Ginebra conocieron un auto concepto revisado cuyo techo de vidrio se abría eléctricamente – el Nuevo Beetle.

Desde ese momento se requirieron sólo dos años más hasta que las primeras unidades del sucesor del Nuevo Beetle salieran a la venta en Estados Unidos en marzo de 1998, el Nuevo Beetle ya se podía pedir en Europa. Debido a que desde el principio Estados Unidos desempeñó un papel central en el desarrollo del nuevo modelo, Volkswagen decidió que el auto se fabricara en su planta de Puebla en México.

El Nuevo Beetle coincide perfectamente con una época de optimismo desenfrenado. Representa un estilo de vida dinámico, una confianza relajada. Éste es el auto en donde el placer y la razón están en completo acuerdo. A muchas personas les atrae particularmente la extravagante apariencia del auto, que combina una sensación de tradición con un lenguaje de diseño moderno. Un importante periódico alemán resaltó el espíritu de la época, cuando escribió que el Nuevo Beetle es un objeto de deseo metálico: el renacimiento de un auto con espíritu fitness.

No obstante, todo ese éxtasis sobre su diseño, el Nuevo Beetle es un auto que cumple todos los requisitos modernos en términos de seguridad, comodidad, capacidad de uso cotidiano y consumo de combustible. También estableció una moda: después del éxito del Nuevo Beetle, otros fabricantes también descubrieron la fascinación de los modelos retro para sus marcas.

Gracias por la flor

El Nuevo Beetle se basa técnicamente en el Golf IV. El motor está montado de forma transversal en el frente en lugar de estar longitudinalmente en la parte posterior; el Nuevo Beetle comparte la plataforma y muchos componentes del chasis con el Golf IV. Al iniciar 1998, dos versiones del motor estuvieron disponibles: un motor de gasolina de dos litros y 114 Hp, además de uno turbo a diesel de 1.9 litros con inyección de combustible directa. Con el tiempo se añaden más variantes del motor que a la larga cubren la gama completa de estilos de conducción, desde cómodos hasta deportivos. En 2003, Volkswagen presenta el primer Beetle convertible con un techo plegable y en 2005 un modelo ligeramente modificado. En Estados Unidos, el Nuevo Beetle disfrutó desde el principio de una enorme popularidad.

El cálculo de Volkswagen demuestra ser correcto: el Nuevo Beetle ayuda a impulsar las ventas de Volkswagen en casi 55% en 1998. En 1999, el Grupo registra su mejor resultado en Estados Unidos en casi 25 años, con más de 380,000 unidades vendidas. Para el momento en que el modelo cambia en 2010 / 2011, más de la mitad de las 1.2 millones de unidades producidas, se venden en Estados Unidos. “Bug” es como apodaron al Nuevo Beetle. Celebridades tales como el anfitrión de TV y fanático de los autos, Jay Leno se entusiasmaban con el auto, mientras que el artista alemán Thomas Gottschalk paseaba en su auto por Malibú.

Más largo, más ancho, un culto

Para cuando Volkswagen lanza la segunda generación del Nuevo Beetle, el auto ya había alcanzado un estado de culto. Ahora comparte la plataforma conocida como A5 con otros modelos del Grupo Volkswagen de la clase compacta. Apenas por debajo de los 4.28 metros, es considerablemente más largo que su predecesor y también se añadieron casi nueve centímetros a su ancho. Esto proporciona más espacio en el interior y en el compartimiento de equipaje. Además, el nuevo modelo tiene algunas reminiscencias al Beetle clásico, particularmente en el interior: la guantera, las agarraderas y la vestidura recuerdan el original.

Pero el culto no es necesariamente sinónimo de ventas. Alrededor de 600,000 unidades del Beetle se han vendido a partir de 2011. Las ventas han disminuido en los años recientes debido a que los gustos de los conductores están cambiando. Los SUV son la tendencia más reciente y numerosos modelos de Volkswagen también están desempeñando un rol líder. El Beetle no ha sido capaz de obtener el éxito global del nuevo Volkswagen, el Golf.

Sin embargo, los fanáticos más fervientes del inmortal Bug no serán los únicos que vean el inminente final del Beetle con un toque de tristeza. La producción terminará en el verano de 2019. La Final Edition, que Volkswagen reveló en el Auto Show de Los Ángeles, ciertamente suavizará la pérdida.

Contacte con nosotros
Jorge Viveros Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Jorge Viveros Senior Account Executive, FleishmanHillard Mexico
Sobre Volkswagen de México

Las oficinas corporativas de Volkswagen de México así como la planta armadora de vehículos se localizan en la ciudad de Puebla, en la capital del estado, a 120 km al sureste de la ciudad de México. En enero de 2013, en Silao, inició operaciones la Planta Producción Componentes Guanajuato. En 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Asentada sobre una superficie de 300 hectáreas, la planta de vehículos de Volkswagen de México es una de las más grandes del Grupo Volkswagen. En la planta de Puebla se producen los modelos: Jetta, Golf, Golf Variant y Tiguan, versión larga; así como motores, ejes y catalizadores.

La Planta Producción Componentes Guanajuato está edificada sobre una superficie de 60 hectáreas y produce la tercera generación de los motores EA888 para las plantas de vehículos de Volkswagen en Puebla, Chattanooga (Estados Unidos); Audi, en San José Chiapa (Puebla) y Volkswagen do Brasil. Volkswagen de México comercializa en el mercado doméstico las marcas del Grupo Volkswagen: Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, SEAT, Audi, Bentley y Porsche. En 2018, estas marcas entregaron 196,402 vehículos ligeros a sus clientes.

 

Volkswagen de México
Public Relations
Ingrid Serrano Vargas
Teléfono +52 (222) 303 3644
sara.serrano@vw.com.mx